jueves, 18 de septiembre de 2014

El Libertario # 74: ¡Resistir al militarismo con propuestas e ideas de acción!


Redacción

A partir del próximo lunes 22 de septiembre comenzará a circular, en sus canales de distribución habituales, la nueva edición del vocero ácrata de propuestas y acción. Salimos a la calle en impreso superando los enormes inconvenientes que para una publicación como la nuestra -ajena a cualquier compromiso con el Estado o el Capital- han significado sobrevivir a la inflación más alta del planeta y a la casi desaparición de los insumos para imprimir. Pese a todo, aquí estamos con el siguiente contenido:

- Editorial.
- Secciones fijas de Cartas, La Foto, DoblePensar y El Discreto Encanto de la Boliburguesía.
- Notas Breves.
- Aumento de la gasolina... paquete en gotas; por I. Rodríguez.
- Encrucijada económica actual; por H. Decarli.
- Humillación bicentenaria; por D. Zabala.
- Buscando rumbo y definición para el movimiento estudiantil; por M. Villar.
- Linea de tiempo: la militarización en Venezuela; por Redacción.
- Resistir la militarización; por R. Uzcátegui.
- Gobierno bolivariano compró 55,5 millones de dólares en armas a Israel; por Redacción.
- "Juego de Tronos" endógeno; por Redacción.
- Bernard Heidbreder: un caso que pone a prueba al Estado venezolano, por Comité de Solidaridad con Bernard.
- El caso saharaui y la "solidaridad" chavomadurista; por Redacción.
- Entrevista a José Quintero Weir sobre movimiento indígena; por Laboratorio de Paz.
- Qué hay tras el turismo "chévere" del madurismo; por Curare.
- ¿Proteger el Lago o los intereses del Estado?; por Viento Sin Fronteras.
- Comunicación "alternativa": un modelo obsoleto en tiempos de redes sociales; por L. Rondón.
- el cheque de Marta, los intelectuales y el poder; por Miguel Santana.
- Mercadear voluntades; por Luciérnaga Ácrata.
- el extraño caso de Isaías Oca Córdova; por Redacción.
- Entrevista con Leonel Grisset, sindicalista de Sidor; por Redacción.
- Recetas del economicismo para "salvar" el planeta; por Old Sideshowbob.
- Los modelos latinoamericanos: reflexión libertaria desde Europa; por C. Taibo.
- Ecuador: repensar nuestro país, sin salvadores ni caudillos.
- Entre tuits | Extractivismo en América Latina; por E. Gudynas.
- Entre tuits | Lucha contra la impunidad en Perú; por R. Silva.
- Cuba: l@s anarquistas tomamos la palabra; por T.L.A.L.
- Por la Federación Anarquista del Caribe; por T.L.A.L. y Kiskeya Libertaria.
- ...Resistiendo el militarismo en Israel; por S. Vardi.
- U$A hoy: empobrecimiento, Ghettos y militarización policial; por J. Doe.
- Basheya: Anarquismo en África; por Redacción.
- Asamblea y grupo de afinidad: bases de la organización anarquista; por Pirexia.
- Cumpleaños 1 de La Soledad Biblioteca Móvil - Mérida; por A.C. Horacio.
- Secciones fijas de Cine, Discos, Leer Libera y Humor y Anarquía.
- Comics por CeGaDocomics.

Ya casi entrando a nuestros 20 años de publicación, reiteramos la invitación tanto a leer El Libertario como a contribuir para que esta voz alternativa y radical continúe haciéndose sentir. Puedes colaborar comprando el periódico, vía suscripción, aportando escritos u otro material para el periódico y para nuestro blog, incorporándote a nuestra red de distribución, adquiriendo lo que tenemos en nuestra tienda virtual, haciendo donaciones, o de cualquier otra manera que se te ocurra.

Como incentivo para entrarle con ganas a este # 74, aquí va el...

::Editorial

El desarrollo de los acontecimientos recientes en Venezuela confirma el hecho que nos encontraríamos en la fase terminal de un modelo concreto de dominación y en la transición de otro del cuál apenas se dibujan algunos de sus contornos. Tras la muerte de Hugo Chávez el ejercicio del poder en el país se encuentra, “por ahora”, en las manos de una burocracia que gobierna en su nombre, pero que sabe que la hegemonía del control construida bajo ese caudillo, entre los años 1999 y 2012, es imposible de continuar en su ausencia.

Dos elementos caracterizan la situación actual. Por un lado la profundización de la crisis económica, la cual intentará ser revertida mediante la ejecución de medidas que harán pagar al conjunto de la población por las culpas de la burocracia. La temática es suficientemente abordada en diferentes artículos de esta edición. En segundo lugar la crisis de representación política y la despolarización por abajo. Como demostraron la raquítica asistencia a las elecciones internas del partido oficial gubernamental y la nula respuesta al llamado al “Cacerolazo” realizado por la Mesa de la Unidad Democrática para el 28.08.14, los dos sectores que monopolizaron durante casi década y media la política en el país hoy han perdido mucho de su capacidad de convocatoria. Esta realidad está generando la coyuntura política más interesante del país de los últimos 15 años: La posibilidad de crear nuevas identidades y nuevas prácticas alejadas de los vicios del pasado y las miserias del presente.

Esta ausencia de las viejas certezas y la debilidad de los discursos de siempre inquietan a viejos y nuevos privilegiados así como a quienes poseen vocación de funcionarios vitalicios. Para nosotros y nosotras, en cambio, es tiempo para la creatividad, la diversidad y el  florecimiento de todos y cada uno de los deseos de cambio. Estamos en el mejor momento para evaluar lo que no funciona, desechar lo que alcanzará los resultados de siempre y otorgar un nuevo contenido a la idea de “Revolución”. Se equivocan quienes piensan que la implosión del delirio bolivariano fatalmente dará espacio a la recomposición del quietismo conservador. Está en la naturaleza de los hombres y mujeres rebelarse contra las injusticias y desear una vida mejor y más plena que la que ofrecen los demagogos de turno.

Desencantados de uno y otro bando, así como muchos de quienes nunca nos sentimos representados ni por chavistas ni por opositores, nos estamos encontrando en nuestro escenario natural que es la calle, en el padecimiento de problemas comunes. Poco a poco vamos recuperando la confianza que nos arrebató la estéril polarización, y con paciencia tejemos de nuevo lazos horizontales entre nosotros. Como hemos visto este año, aquí y allá comienzan a gestarse los movimientos de contestación, confusos al comienzo, pero que dan confianza en nuestras propias fuerzas y posibilidades. No obstante tenemos que dotar a nuestras luchas de una proyección más allá del presente: multiplicar y diversificar progresivamente las resistencias, diseminándolas al máximo en el tejido social; crear nuevas estrategias para contener y desbaratar las actuaciones de los diferentes poderes. Contagiar la voluntad de hacer estallar, aquí y ahora, los dispositivos de dominación concretos y localizados, actuando juntos para crear espacios radicalmente ajenos a los valores con que nos han dominado, ayer y hoy.

No obstante, si algo hemos aprendido del llamado “Socialismo del siglo XXI” es no repetir la pretensión totalitaria de quienes toman el poder para anular a quienes no son como ellos. Nuestro anarquismo es tanto una visión de futuro como una manera de vivir y organizarnos en el seno de la cotidianidad presente. Pero tal propuesta de libertad dejaría de serlo si aspira a ser impuesta, por cualquier manera, al conjunto de la sociedad. Es un proyecto para todas las personas que comparten nuestros valores o que están dispuestos a compartirlos si los conociesen. El bolivarianismo realmente existente nos ha ayudado a pensar en cómo superar las limitaciones y contradicciones de los autoritarismos que actuando a nombre de los ideales más sublimes se han convertido en pesadillas para las personas de carne y hueso. Así, sin olvidar las experiencias buenas o malas de la historia, ahora mismo se está formando una nueva forma de pensar el cambio social para la libertad y la justicia social. En todas partes del mundo hemos visto la actuación efervescente de multitudes en movimiento, reaccionando contra las injusticias de su entorno, creando nuevas maneras de comunicarse, relacionarse y trabajar juntos para superar la opresión. Ese momento está llegando para Venezuela y tenemos que tener la suficiente inteligencia, y humildad, para reconocer las nuevas maneras de la rebeldía, acordes con nuestro tiempo, así como la necesidad de caminar juntos –no delante ni atrás- para aprender juntos.


Argentina: ¡Es en la lucha por los derechos, no con leyes, que garantizaremos el bienestar social!


Sociedad de Resistencia Oficios Varios de Neuquén - Sección Educación (adherida a la FORA-AIT)

Quienes entendemos que en el modo de producción capitalista actual la burguesía ha privado al pueblo del acceso a sus derechos básicos, mediante la democracia representativa y también a través de las dictaduras, concluimos que la emancipación de lxs trabajadorxs será obra de ellxs mismxs. Por eso, no habrá negociación, conciliación o acuerdo alguno mientras la clase explotadora detente el poder de someternos a sus deseos, por la ley o por la fuerza.

De esta manera, creemos que en el debate que se suscita ante este nuevo intento de sancionar una Ley Provincial de Educación, deben sumarse aspectos fundamentales de nuestras necesidades como trabajadorxs, para lo que es necesario ver integralmente la situación. La lucha no debe ser coyuntural, solo por detener esta ley (mucho de lo que en ella se propone ya se desarrolla en la práctica), hay que actuar de forma organizada para hacer retroceder las acciones del Estado que precarizan nuestro trabajo.

Nos oponemos a la aprobación de esta ley, como nos oponemos a las anteriores leyes mercantilizantes de la educación y que vulneran nuestros derechos laborales. Nos oponemos porque es una reforma laboral que profundizará la precarización de lxs trabajadorxs, porque viene a legitimar prácticas retrógradas en nuestros ámbitos de trabajo, porque perderemos derechos ganados con la lucha de muchos años. No confiamos en que pueda salir algo bueno del parlamento, porque allí el debate solo potencia el actual estado de explotación y opresión. Solo confiamos en las ideas y acciones que como trabajadorxs de la educación junto al pueblo podamos acordar y llevar adelante.

Las mejoras en el proceso de enseñanza-aprendizaje las tenemos que discutir lxs interesadxs en que la educación tenga una finalidad social emancipadora. Es por eso que debemos manejar nuestras instancias de debate, no debemos pedir permiso para mejorar nuestras condiciones de trabajo.

Nos dirán que estamos desconociendo los actuales ámbitos de debate, las actuales instancias de construcción de acuerdos que la democracia representativa nos ofrece. Por supuesto que sí, las desconocemos, las rechazamos, no tenemos nada que hacer ni en el parlamento burgués, ni en el foro, ni en el congreso educativo de los partidos políticos, porque ellos conservan el actual estado de situaciones que nos mantienen sometidxs. Trabajadorxs ¿Queremos discutir? ¿Queremos decidir? ¿Queremos hacer otra escuela? Empecemos ahora. En nuestros espacios y con nuestros métodos.

Sabemos que la reforma neoliberal de la educación (iniciada en la dictadura de los 70’), tiene la lógica que el capitalismo le imprime a todo lo que hace ¿Qué hemos hecho nosotrxs en nuestra defensa? Legalmente, quizás todo lo posible. Sindicalmente, todo lo que los sindicatos verticalistas han permitido. Lamentablemente, no ha sido suficiente.Sabemos que en Neuquén hubo grandes luchas contra la reforma, pero también sabemos que ésta no entró en lo legal pero si en las prácticas. Y estas últimas son las que le dan forma hoy a la escuela.

En este sentido, es que lxs trabajadorxs de la educación debemos poner manos a la obra en configurar nuevas prácticas educativas, no permitir ninguna reforma laboral más, luchar por mejores salarios y condiciones de trabajo; y paralelamente debatir con la población cómo será la educación futura, la que permitirá el progreso social donde todxs seamos iguales, libres y solidarixs.

Creemos que para lograr esto debemos, en primer lugar, tener claro que como trabajadorxs no debemos responder a los grupos políticos, sino al pueblo. En segundo lugar, organizarnos de manera que sea posible la construcción colectiva de acuerdos, cosa que no nos permiten las actuales estructuras gremiales. Por ello, debemos organizarnos de manera libre, igualitaria, horizontal, sin jerarquías ni cargos rentados. Por último, esta organización que construyamos debe llevar adelante la aplicación de lo que se decida, de lo que acordemos transformar.
     
En resumidas cuentas, tenemos que organizarnos para resistir el avance patronal a través de esta Ley Provincial de Educación y a la vez continuar la lucha contra lo que el gobierno ya ha establecido como práctica en la educación: escuelas destruidas, el monotributo, muchas horas de trabajo por poco sueldo, inestabilidad laboral, etc.

Con ley o sin ley la reforma educativa avanza, y debemos detenerla. Pero no con discursos políticos sino con la acción directa. La huelga es nuestra principal herramienta. Basta de paros sin participación, la organización de lxs trabajadorxs debe ser para la lucha por sus derechos. Ningún político nos va a salvar, todo lo que logremos dependerá de nosotrxs.

Opinión: Revolución falsificada


J.R. López Padrino

A partir del años 1998 asistimos a una recomposición del modelo de dominación en el país. El Estado fue reformulado bajo una óptica facho-militarista y reapareció bajo nuevos ropajes, sin perder su carácter explotador. El tan cuestionado capitalismo privado, ha sido reemplazado por un capitalismo de Estado favoreciendo la constitución de mercados monopólicos, protegidos por el propio Estado. 

Tanto el capitalismo privado como el de Estado son afines en muchos aspectos, son complacientes ante la inversión transnacional, son proclives a la entrega de los recursos naturales energéticos al capital foráneo -al margen de la falacia de la soberanía energética bolivariana-, y son practicantes del endeudamiento externo. Además, son adeptos a impulsar un alto grado de extranjerización de los sectores productivos de la economía, a imponer sistemáticas devaluaciones de la moneda nacional, y profundizar el rentismo petrolero. Igualmente a maximizar la tasa de ganancias mediante la congelación de los salarios, una mayor precarización laboral y un incremento de la desocupación. Adicionalmente, ambos son enemigos históricos de la clase trabajadora.

Las acciones del régimen lejos de impulsar un proyecto anticapitalista han permitido el florecimiento de un modelo estatista de acumulación del capital ("burguesía de Estado") que ha confiscado las aspiraciones de los trabajadores y ha favorecido el surgimiento de una burguesía-paraestatal (entiéndase boliburguesía) cuyos integrantes disfrutan de multimillonarias fortunas. Boliburguesía que a pesar de su carácter parasitario tiene una importante presencia en las esferas de la administración pública, principalmente en instancias de toma de decisiones vinculadas al sector financiero y económico nacional.

La corrupta estadolatría bolivariana se ha convertido en una nueva referencia como modelo de corrupción, represión y explotación maquillado con “ropaje libertario”. No representa más que una nueva forma de expoliación de los trabajadores, de apropiación de la plusvalía por parte de un omnipotente y opresor Estado-patrón. Bajo el estatismo bolivariano persiste la contradicción entre el carácter social de la producción y la forma capitalista de apropiación del trabajo. El fachochavismo ha demostrado que lejos de constituir una verdadera alternativa al “tan cuestionado capitalismo explotador”, paradójicamente lo ha apuntalado pero con una retórica revolucionaria.

En la Venezuela bolivariana no se construye ningún proyecto contrahegemónico, ni poder popular autónomo, ni democracia protagónica. Se trata de una charlatanería fraudulenta, que en nombre del socialismo participativo y liberador ha dado vida a un régimen neo-oligárquico, salvaje y despótico con un profundo sello militarista. Son tiempos de revolución reaccionaria y falsificada, de represión y criminalización del conflicto social, de explotación y precarización laboral.

Construcciones y mitos humanos en torno al amor


Cristian Battaglia

Dicen que el amor es uno de los sentimientos más profundos del ser humano. Nadie puede evadirse de él y en cierta medida todos hemos sentido alguna vez que amamos a algo o alguien. Ya sea un animal, un objeto o un compañero y compañera, todos alguna vez hemos sentido esa necesidad de demostrar nuestro afecto y de declarar nuestro amor hacia lo amado. Así como los humanos sienten amor, los animales también lo expresan; basta ver como se unen dos animales y conviven gran parte de sus vidas, o también el ver como un perro demuestra su afecto hacia un humano. Estas relaciones nacen del instinto y son fundadas por el deseo de entregar y recibir cariño. Sin embargo, dentro de la comunidad nos hemos acostumbrado a separar el amor de nuestro instinto animal, esto debido a una serie de factores que enumeraremos a continuación:

En primer lugar, la comunidad humana ha dejado establecido que el amor va de la mano de la fidelidad, lo que deriva en monogamia y posterior formación de familia. Si bien el ser humano acostumbra a establecerse por extensos periodos de tiempo junto a otra persona, esto no significa que dicha unión signifique un pacto de monogamia, ya que nuestro instinto hace una distinción entre el deseo afectivo y el deseo sexual. Yo puedo estar con la persona amada, lo que no significa que deba tener una vida sexual activa solo con dicha persona, ya que mis deseos sexuales me impulsan a establecer contactos con otras personas a las que no necesariamente amo, ni estaría con ellas toda la vida pero que simplemente satisfacen mis gustos sexuales. Ahora, el llevar adelante una relación sexual monógama o polígama debe ser una decisión de ambas partes, tomada solo por influencia de la relación misma, no así por cuestiones morales o filosóficas externas a la relación.

En segundo lugar, se nos ha hecho creer que el motivo del enamoramiento es exclusivamente para formar familia. Otro hecho falso por donde se le mire. El amor se funda bajo el deseo de obtener y dar afecto, lo que provoca en ambas partes un bienestar pleno, que no se consigue con ningún otro tipo de sentimiento. El que nos enamoremos no significa que deseemos formar familia o dejar descendencia, como se ha dicho inoportunamente en algunos lugares. Esta afirmación viene de parte de moralistas y religiosos, quienes desean darle a todo sentimiento humano una valoración moral que signifique restricciones para el libre desarrollo de este, usando para esto la característica racional que poseemos. Según estos personajes, el ser humano se encuentra en un paso elevado ante los animales, de ahí que todos sus sentimientos provengan de un cerebro racional, por lo que inevitablemente el ser humano se enamoraría para formar familia, pero los moralistas olvidan que el ser humano es un animal al igual que todos, y en este sentido es que busca el amor solo para dar y recibir afecto, de la misma forma que lo hacen el resto de los animales que viven en este planeta.

En tercer lugar, el ser humano ha propuesto que la única forma para consolidar el amor es a través del matrimonio (figura de unión inexistente en la naturaleza). Es así como la jerarquía humana, no satisfecha con que dos seres se amen y estén felices, crea una institución de "validación de amor" para que los enamorados puedan sellar su vínculo para siempre. Esto a todas vistas es lo más contra natural que ha creado el ser humano durante su corta existencia. El amor, al igual que todos los sentimientos, se caracteriza por su aparición fugaz, pero también por desaparecer repentinamente, y el dotarlo de características permanentes es caer en un despropósito tal, que muchas veces los enamorados que se casan terminan por dejar de amarse, pasando a estar unidos por el vinculo de validación, más que por el sentimiento del amor. Pero el matrimonio tiene un sentido mucho más profundo que el sellar el amor: más bien el matrimonio busca la consolidación de la familia, base fundamental del sistema capitalista y cuya crítica profundizamos en el párrafo anterior. A todas vistas, el amor es llevado de una manera totalmente ineficaz por las sociedades humanas.

Si bien el amor está bastante contaminado en la actualidad, es necesario el volver a sus raíces. Entender al amor como un sentimiento irracional y nacido de nuestra naturaleza como humanos, es el primer paso para así llevar relaciones amorosas más beneficiosas para nuestras vidas. Separar el amor del deseo sexual es otra valla a saltar para acabar con la moralidad que rodea al amor y que lo limita totalmente. Cada relación debe establecerse como a ella le plazca, sin tener influencias externas ni motivos políticos, económicos o religiosos. El amor en libertad es fundamental para vivirlo en total plenitud.

[Publicado originalmente en El Sol Ácrata # 28, Antofagasta, agosto-septiembre 2014; edición accesible en https://periodicoelsolacrata.files.wordpress.com/2014/09/agosto-1.pdf.]

miércoles, 17 de septiembre de 2014

Los anarquistas ante la "Gran Guerra" (1ª Guerra Mundial)






















Mauricio Basterra

Los disparos de Gavrilo Princip que acabaron con la vida del archiduque Francisco Fernando el 28 de junio de 1914 iban a variar muchas cosas. No solo iba a ser el pistoletazo de salida para una de las guerras más crueles de la historia (algo que las crisis balcánicas y del norte de África ya apuntaba), donde se conjugó los modelos de guerra tradicional hasta entonces (el cuerpo a cuerpo) con una guerra de posiciones y desgaste con material bélico sofisticado, el inicio de la guerra aérea y de la guerra química. La Primera Guerra Mundial también significó un profundo debate en el seno del movimiento obrero internacional y, como no, en el anarquismo. Una encrucijada en la que se vio el movimiento obrero del que iba a salir con otra fisionomía.

El socialismo internacional, salvo excepciones, se posicionaron con sus respectivos países durante el conflicto. La socialdemocracia alemana que tenía una importante fuerza en el movimiento obrero, no dudó en votar a favor de los créditos de guerra. Le siguió los pasos el socialismo del Imperio Austro-Húngaro. Muchos más críticos fueron los socialistas italianos y franceses. Los italianos en un principio condenan la guerra, pero pronto un grupo se desgaja apoyando la intervención italiana en el conflicto. Entre ellos se encontraba un personaje, Benito Mussolini, que fundó un periódico, Il popolo d'Italia y hace concebir el embrionario fascismo. Los franceses por su parte tuvieron en la figura de Jean Jaurès el mejor opositor a la guerra. Pero el asesinato de éste por el ultranacionalista Raoul Villain el 31 de julio de 1914 enterraba el posicionamiento de este sector del socialismo francés. La constitución de un gabinete de concentración nacional en Francia contó con el apoyo de los socialistas que tomaron varios ministerios. En el caso español, ante la neutralidad del país, el socialismo aunque crítico la guerra mostró inclinación por los aliados, a los que consideraba defensores de la democracia frente al autoritarismo de los imperios centrales. Quizá fue el socialismo ruso quien sacó mejor partido, ya que su táctica de oposición a la guerra les llevó al triunfo de la Revolución en 1917 y a la toma del poder por parte del Partido Bolchevique.

¿Y el anarquismo?

El movimiento anarquista había sido muy claro en sus posturas desde sus orígenes ante la guerra. Consideraba como una herramienta más de Estados y capitalistas, los anarquistas se opusieron a cualquier tipo de conflicto que enfrentara a pueblos y trabajadores. La guerra era la social, entre explotadores y explotados. Unos posicionamientos que quedaron reforzados tras la Congreso de Ámsterdam de 1907 y donde se vislumbraba ya el horizonte que se teñía sobre Europa.

Sin embargo la Primera Guerra Mundial si generó un pequeño debate en las filas libertarias, pues alguno de los pensadores más destacados del anarquismo mantuvieron posiciones distintas a las defendidas hasta el momento. Si para la inmensa mayoría del movimiento libertario internacional la guerra seguía siendo una herramienta al servicio del poder, para personajes como Kropotkin, Malato o Cornelissen, la situación era distinta. Sobre todo fue Kropotkin quien inició una fuerte campaña en favor de las potencias aliadas. En una carta dirigida a James Guillaume en septiembre de 1914 Kropotkin hace una disertación sobre la brutalidad de los imperios centrales y la necesidad de apoyar a los aliados como única salida para conquistar el socialismo. Kropotkin incluso llegó a escribir en La Bataille Syndicaliste que la oportunidad para el socialismo era inmejorable, incluso haciendo alusión que si Marx quería que triunfase el “socialismo alemán” ellos tendría que luchar por la necesidad de triunfo del “socialismo francés”.

No dejó de causar consternación en el entorno anarquista que una personalidad de la influencia de Kropotkin se posicionase así. Pero lejos de generar un debate extenso en el movimiento libertario las voces anarquistas fueron contrarias a la guerra. Además personalidades de la talla de Errico Malantesta o Emma Goldman tuvieron brillantes intervenciones contra el conflicto bélico. En marzo de 1915 se emite un comunicado firmado por personajes como Alexander Berkman, Errico Malatesta, Ferdinand Domela Nieuwenhuis, Emma Goldman, Alexander Shapiro o Pedro Vallina, donde se condena la guerra, el capitalismo y el Estado. Los enemigos no son los pueblos sino aquellos que ordenaba a los trabajadores matarse entre ellos por objetivos que les eran ajenos. Así lo expresa en un momento del comunicado: “La propaganda y la acción anarquista deben dirigirse con preferencia a debilitar y desintegrar los diversos Estados, a cultivar el espíritu de rebeldía y a desarrollar el descontento en los pueblos y los ejércitos. A los soldados de todos los países que combaten por la justicia y por la libertad, debemos explicarles cómo su heroísmo y su valor no servirán más que para perpetuar el odio, la tiranía y la miseria. A los obreros de las ciudades, debemos recordarles que el fusil que hoy empuñan sirvió otras veces para fusilarlos en ocasiones de huelga y de legítima revuelta, y que una vez la guerra concluya se volverá contra ellos para obligarlos a sufrir la explotación. A los campesinos, mostrarles que después de la guerra se verán forzados a encorvarse otra vez bajo el yugo para labrar las tierras de sus señores y alimentar a los ricos. A todos los parias, que no deben soltar sus fusiles sin haber ajustado cuentas con sus opresores y tomado posesión de los campos y las fábricas. A las madres, compañeras e hijas, víctimas de la miseria en exceso y de las privaciones, decirles quiénes son los verdaderos responsables de sus dolores y del asesinato de sus padres, hijos y maridos.”

Por su parte, en febrero de 1916 el reducido grupo de anarquistas “aliadófilos” firman un manifiesto donde responsabilizan de todo al Imperio Alemán. Es el conocido como “Manifiesto de los 16”, que tuvo una influencia escasa y que tuvo una respuesta de Errico Malatesta en Freedom, acusándolos de “anarquistas pro-gobierno”.

El anarquismo español ante la guerra

España permaneció neutral durante la Gran Guerra si bien las industrias de guerra generaron un enorme beneficio a la clase capitalista del país que se lucró con la venta de armamento de forma oficial a los aliados y de forma soterrada a los imperios centrales. Este beneficio económico no repercutió en una mejora para la clase obrera cuyas condiciones fueron cada vez peor y se generó todo un ciclo de fractura social y movilización.

Cuando estallo la Guerra Mundial la CNT volvía a la legalidad tras tres años proscrita. Y curiosamente volvía con más militantes que cuando fue ilegalizada por el gobierno. Y aunque el sindicalismo revolucionario francés estuvo en su mayoría por la paz, fue la CNT la única organización del movimiento obrero que se opuso en bloque al conflicto bélico.

Aunque en España también hubo algún debate entre anarquistas pacifista y anarquistas “aliadófilos”, lo cierto es que los primero tenían aplastante mayoría. Tan solo la voz solitaria de Ricardo Mella apoyó las tesis de Kropotkin que en España no tuvieron la más mínima influencia.

Incluso fue en España donde se organizó y desarrolló un Congreso Internacional por la Paz en la ciudad de Ferrol los días 29 y 30 de abril de 1915. La organización del Congreso la asumió el Ateneo Sindicalista de Ferrol destacando la figura de José López Bouza,. El congreso estaba asumido e impulsado por la CNT y contó con el apoyo de las figuras más importantes del momento: Eusebio Carbó, Ángel Pestaña, Antonio Loredo, Mauro Bajatierra, etc. Al mismo estaban convocados diversos organismos y personalidades internacionales. La prensa anarquista española y portuguesa se hicieron eco del evento desde meses antes.

Pero el gobierno español prohíbe la celebración del mismo, al que considera una reunión de “peligrosos anarquistas”. Aun con todo se celebraron dos sesiones, donde participaron delegados españoles, portugueses y franceses. Al congreso se adhieren organizaciones y personalidades anarquistas de Gran Bretaña, Francia, Italia, Argentina, Brasil, etc. La policía procede a la detención y expulsión del país de los delegados extranjeros. La paz fue el tema principal así como la necesidad de organización de una Internacional anarquista y de la reorganización de la CNT. Se tomó el acuerdo de que si España decidiese entrar en Guerra se convocaría una huelga general.

Poco más dio de sí dicho congreso, si bien las consecuencias del mismo marcó el devenir del movimiento libertario. Apenas un año después la CNT y la UGT llegan a un acuerdo por las condiciones de la clase obrera y deciden ir a la huelga. Huelga que se convierte en revolucionaria en agosto de 1917 y que tiene los ecos de la Revolución rusa de fondo.

La fractura social que generó el final de la guerra y las carestías generadas a la clase obrera fue el inicio de un ciclo huelguístico que tiene en la huelga de la Canadiense de 1919 y la conquista de las ocho horas de trabajo el punto álgido.

La guerra finalizó en 1918 y durante años se debatieron los tratados de paz. El mapa del movimiento obrero internacional había variado. El socialismo se había roto y había surgido un nuevo actor, el comunismo. El anarquismo, a pesar de alguna excepción, se había mantenido firme respecto a la guerra. Fue el triunfo de la Revolución rusa lo que generó mayor debate en el seno del anarquismo. Pero es otra historia.

[Publicado originalmente en el periódico CNT # 414, septiembre 2014; edición accesible en http://cnt.es/sites/default/files/Peri%C3%B3dico%20CNT%20414%20-%20Septiembre%202014.pdf.]


Profesionales de Enfermería en el Zulia sufren despidos por denunciar y protestar


Ángel Núñez

La destitución de la presidenta del Colegio de Enfermería, Hania Salazar, como enfermera adscrita a la Secretaria de Salud del Hospital Chiquinquirá, representa para el gremio el inicio de una escalada de represión gremial que no perdonará a ningún profesional de la salud que exija se respeten sus derechos.

La propia presidenta del Colegio dice “el problema no es Hania, el problema es que no podemos protestar, no podemos decir nada y los secretarios y presidentes no están ajenos a esa situación”.

Para Salazar, su destitución es consecuencia de las denuncias en las que dejó en evidencia el incumplimiento del Gobernador del Zulia, Francisco Arias Cárdenas en cuanto a las mejoras del personal tercerizado que debía igualar en beneficios a los activos.

En compañía de todo el gremio anuncio que próximamente acudirán a las instituciones del Estado para exigir se retroceda con esa medida.

[Fuente - http://diariocontraste.com/es/enfermeros-del-zulia-son-perseguidos-y-destituidos-por-denunciar-y-protestar/.]


Anexo: La denuncia que originó esta medida punitiva

¡Enfermeros en emergencia! Hay un déficit de al menos 2 mil profesionales

La situación según la presidenta del Colegio de Enfermería en el Zulia Hania Salazar, es crítica, solo en 5 hospitales se registra un déficit de mil profesionales de la enfermería.

“Esa cifra es solo si contamos el Hospital Chiquinquirá, el General del Sur, el Materno Infantil de Cuatricentenario, Hospital Virgen del Cármen de Machiques y el Hospital de Santa Bárbara; si contamos a otras instituciones la cifra pudiera llegar hasta los 2 mil enfermeros” resaltó.

Por otra parte, sostuvo que existe una práctica antisindical contra sus colegas, los jefes de personal abren expediente a quienes denuncien cualquier situación y Salazar es una de las victimas “No van a callar la vos de los enfermeros, no vamos a dejar de trabajar, pero si haremos concentraciones y vigilias; tenemos que proteger al gremio”.

En materia laboral denunció que se mantiene paralizada la orden de reenganche del Sistema Regional de Salud para los profesionales de la salud.

Salazar se puso a la orden de la comisión de salud del Clez, para asesorarlos en las visitas que vienen realizando a los centros médicos de salud “tuvimos una reunión positiva con el diputado Edgar Mujica que además se comprometió a interceder con el Gobernador para que la medida de destitución de mi cargo quede sin efecto”.

[ Fuente - http://diariocontraste.com/es/enfermeros-en-emergencia-hay-un-deficit-de-al-menos-2-mil-profesionales/.]

Paralización de obras de Misión Vivienda no es imputable a huelga en Sidor


Oriana Faoro

El año pasado arrancaron varias obras de la Gran Misión Vivienda Venezuela (GMVV) en el municipio Caroní en medio de la polémica utilización de lotes de terrenos reservados para el Servicio de Recreación Pasiva (SRP) y Servicio Deportivo (SD) y no para el uso residencial. Tal fue el caso de los urbanismos construidos en Los Mangos, Paratepuy, Villa Icabarú y Villa Asia. Las obras avanzaron sin que ningún ente estatal se pronunciara, amparándose en la Ley de Emergencia de Terrenos y Viviendas (2011), que prioriza la utilidad residencial sobre cualquier terreno en desuso. Si bien estos proyectos habitacionales pudieron avanzar legalmente, pasando por encima de la ordenanza de zonificación y planificación de Ciudad Guayana, las obras han avanzado muy lentamente este año, sin que ninguna haya culminado, a pesar de ser prometidas para finales de 2013.

Voceros del poder popular, entre ellos adjudicatarios de distintos urbanismos, afirmaron el domingo 14 de septiembre que “el avance de la GMVV está frenado por la paralización de Sidor, pues con la falta de producción se retrasa el suministro de cabillas, estructuras y bobinas para la fabricación de otros insumos necesarios para las diferentes etapas de construcción de las casas”, en palabra de Oritsy Rojas. La situación no es nueva. La Siderúrgica del Orinoco (Sidor) tiene, aproximadamente, un año paralizada. Además otros materiales de construcción como cemento y arena escasean en el mercado desde hace tiempo, a pesar de ser producidos por el Estado, por lo que la gran mayoría de las construcciones se ha visto afectadas en todo el país.

Desde el año pasado, en reiteradas oportunidades el secretario del Órgano Regional de la Vivienda (ORV) y presidente de Inviobras, Héctor Herrera Jiménez, aseguró que el avance de la GMVV no se vería afectado por la falta de materiales, teniendo el suministro asegurado por Construpatria.

Caso Los Mangos
El pronunciamiento de los adjudicatarios de la GMVV se dio desde el urbanismo Francisco de Miranda, ubicado en Los Mangos, que consta de unas 80 viviendas y cuya construcción inició en junio de 2013. Para el 28 de septiembre de ese año el gobernador Francisco Rangel Gómez realizó una inspección al avance de la obra, que presentaba un “60 por ciento de avance”, prometiendo entregarlas “a finales de 2013”. Desde esa fecha y hasta el 16 de mayo de este año, cuando los adjudicatarios convocaron a una rueda de prensa, no había un avance notorio en la culminación del conjunto, aunque la gran mayoría de las casas estaban edificadas.

Correo del Caroní reseñó ese día que la obra estaba ralentizada por la falta de materiales. En respuesta, los beneficiarios emitieron una comunicación al diario, el 19 de mayo, especificando que “En ningún momento se ha dejado de suministrar materiales de construcción por parte de Inviobras, para la fabricación de las casas de este complejo habitacional. Se ha tenido retrasos de otra índole, como servicios básicos” como sistema de aguas blancas y aguas servidas.

“El Gigante” sin culminar

Como parte del Gobierno de Calle las autoridades visitaron el urbanismo “El Gigante” el 21 de noviembre de 2013. Herrera Jiménez anunció ese día que para la “última semana de diciembre” estarían listos “los primeros tres edificios” del conjunto, que contempla un total de 13, para totalizar 260 apartamentos (20 por cada torre).

Para este mes de septiembre de 2014, la obra no está finalizada. Varios edificios están levantados y pintados, otros solo con el esqueleto metálico, y todo el urbanismo es de tierra. Algunos obreros se observan en la obra, en la que además se avistan montañas de materiales como bloques de arcilla y láminas de anime.

Avanzan por su cuenta

El conjunto de 27 casas llamado “El Legado” que la GMVV construye en la urbanización Villa Icabarú desde junio del año pasado luce abandonado. Un muro de bloques sin frisar hace las veces de fachada del urbanismo, el cual no tiene portón de entrada.

Un trabajador, que prefirió no identificarse, informó este martes que algunos adjudicatarios “ya viven ahí y están construyendo por su cuenta” en vista del retraso del Estado en la culminación de los inmuebles. Cada casa tiene un avance diferente. Según el obrero “ya esto tiene cloacas, electricidad, lo que faltan son las aceras, brocales y asfaltado”. Lo mismo ocurre en las casas de la GMVV, ubicadas en Villa Asia al lado de la UNEG. Las casas están erigidas en medio de la vía principal que aguarda por asfalto.

Se intentó este martes contactar telefónicamente,en varias oportunidades, al secretario del ORV, Héctor Herrera Jiménez, para conocer las razones del retraso en la entrega de los urbanismos, más allá de la falta de producción de cabillas por parte de Sidor, pero no hubo respuesta.

Cifras de la GMVV en Caroní

Según datos suministrados por la Gobernación del estado Bolívar, en junio de este año la GMVV ha entregado 5 mil 726 viviendas en la Caroní, desde el arranque de la misión en 2011, mientras 2 mil 705 están en ejecución actualmente.

Dentro de las viviendas entregadas cuentan las de complejos como Villa Aponwao y Río Suapure, estafas inmobiliarias absorbidas por la GMVV a través de CVG, a los cuales también les falta asfaltado y detalles finales como puertas, griferías y piezas de baño en varios apartamentos. A pesar de haber sido prometidos para finales del año pasado, al noveno mes de 2014 se encuentran a medio terminar.

[Fuente - http://www.correodelcaroni.com/index.php/cdad/item/19852-obras-de-la-gmvv-en-caroni-tienen-hasta-nueve-meses-de-retraso.]

¿Qué opinaba Bakunin -y aquí apoyamos- sobre los militares?


Mijaíl Bakunin





















Rusia: Apertura del Museo-Casa de Piotr Kropotkin


Autonom.org

El 6 de septiembre de este año en Dmitrov, una ciudad en las cercanías de Moscú, se abrió el Museo-Casa de Piotr Kropotkin, acontecimiento por el que esperaban muchos anarquistas y gente apasionada por la vida y obra de este personaje.

Participaron en la inauguración anarquistas de Moscú y de la región de Moscú, investigadores de la herencia de este revolucionario y la comunidad local; así como algunas personas procedentes de Suiza y un descendiente de Kropotkin.

El personal del museo guió una presentación del espacio, narrando la historia de Kropotkin y su vida en esta casa. Después se colocaron flores al pie del monumento Kropotkin, siguiendo con un recorrido guiado por la ciudad, presentando la historia y la arquitectura local.

La inauguración del museo finalizó con una mesa redonda, en la que participaron investigadores en la historia del anarquismo, amigos y personal del museo con diferentes sugerencias y consideraciones.

Fuente y más fotos:

http://avtonom.org/news/otkrytie-doma-muzeya-petra-alekseevicha-Kropotkina

Notícia relacionada (en portugués):

http://noticiasanarquistas.noblogs.org/post/2014/05/13/russia-anarquistas-de-moscou-participam-da-reconstrucao-do-museu-kropotkin-em-dmitrov/

[Esta nota es la traducción que hace la Redacción de El Libertario de un reporte en portugués enviado vía e-mail por la A.N.A. - Agência de Notícias Anarquistas.]

martes, 16 de septiembre de 2014

Indigestar al patriarcado


María Galindo (Integrante de Mujeres Creando)

Demandar, reformar, negociar, hacer lobby… Acciones basadas en la ética neoliberal, que hace de los movimientos sociales en su conjunto entes sin vida; entes subsidiarios y legitimadores de las políticas de dominación y opresión, bajo consensos forzados a los que llegamos de los cabellos, jaladas por la lógica y los valores patriarcales.

Nuestro accionar feminista ha sido otra cosa: interpelar, proponer, dialogar, conflictuar, transformar, no delegar, desordenar, crear, desacatar. En la búsqueda de unir ese conjunto de acciones y hacerlas movimiento subversivo, hacerlas rebelión conjunta de lesbianas, indias, prostitutas, divorciadas, discapacitadas, desempleadas y de todas las fuentes inagotables de identidades que nos habitan contemporáneamente… en esa búsqueda es como nosotras nos hacemos feministas. Partimos del hecho de reconocernos, a nosotras y a la otra, como mujeres habitadas por profundas contradicciones; reconocer en nuestro propio interior alianzas autodestructivas –a veces indescifrables- con nuestra opresión. Alianzas que nos hacen socapar esas contradicciones; que a veces nos convierten en sus cómplices; que otras veces nos conducen a convivir cotidianamente con nuestros opresores. Por esas turbadoras contradicciones hemos escogido el feminismo, empeñadas en la ética de la coherencia entre lo público y lo privado, en el no-totalitarismo de ningún deber ser absoluto, en el camino que nos conduzca siempre y de nuevo al diálogo con la otra; diálogo que me permite entrar dentro de mí misma para no perderme, para no vender ni mi cuerpo ni mi alma.

Por esto no nos adaptamos al hecho de que se pretenda hoy, dentro del propio feminismo, recoger esas identidades y convertirlas en cosas inertes, en una mercancía cuyo valor reside en negociarlas con el opresor para ocupar puestos dentro del sistema.

Institucionalización del feminismo

Las oenegés y las redes de oenegés han sido la forma de organización a partir de la cual se ha desencadenado la institucionalización del feminismo. Es importante entender y repetir que esto ha sido un proceso dentro del tiempo: desde aquel momento en que de manera espontánea se conformaron mecanismos de solidaridad con mujeres del norte y se canalizaron fondos para llevar a cabo acciones de denuncia, hasta el momento actual en que esas estructuras han crecido, han dejado de lado los valores de solidaridad y anticolonialismo y se han convertido en organizaciones-gubernamentales, para-partidarias, para-estatales. Para que se entienda de qué estamos hablando –y dejando abierta la posibilidad de que algunas oenegés no hayan caído en ellas- quiero señalar, de manera sintética y descriptiva, algunas características de esa institucionalización:

1- Se ha convertido el quehacer feminista en un quehacer exclusivamente asalariado, sujeto a la normatividad institucional dentro de relaciones jerárquicas y burocráticas.
2- Se mantiene una relación clientelar con sectores diversos del movimiento de mujeres a nombre de los cuales se ha hecho factible el financiamiento, creando a partir de ello la figura de las beneficiarias y las benefactoras.
3- Se realizan la rendición de cuentas y las evaluaciones de cara a las financieras internacionales y no de cara a las mujeres involucradas en los procesos de trabajo.
4- Se evalúa el trabajo –el llamado impacto social- en términos de proyectos y en círculos cerrados (las famosas redes y sus consultoras), en vez de evaluar en función de una dinámica social y del impacto en ella.
5- Se definen las temáticas y las prioridades de trabajo desde lo que es financiable y no desde lo que es necesario; por ende, una falta de propositividad, una relación acrítica y veladamente colonialista con las financieras.
6- Por último, se han conformado círculos nacionales e internacionales de legitimación y deslegitimación (las redes) para el control de los fondos.

Usurpación

Aunque han bregado por el reconocimiento jurídico y político del Estado y de las organizaciones internacionales, las oenegés han jugado el doble juego de erigirse en intermediarias del movimiento de mujeres en su conjunto. Su discurso está plagado de la confusión deliberada y oportunista entre movimiento y oenegé. Cuando se trata de crear el halo de presión, se menciona de manera pedagógica el vasto y homogéneo movimiento de mujeres; cuando se trata de controlar los fondos y certificar el uso de la palabra, se vela por la exclusividad de las direcciones de las oenegés.

Patéticamente, estamos frente a un discurso sobre una tercera persona que es la mujer en general, sujeto que –por abstracto- está amordazado y que, al no plasmarse en un referente concreto en la realidad, ha servido de velo encubridor de gastadas hegemonías de clase, raza y edad. Esta hegemonía ha optado por adecuarse a los criterios de representación de la democracia formal vía partidos políticos y esquemas de gobierno; se ha convertido así en un correlato femenino del propio patriarcado que pretende monopolizar el tema de la participación de la mujer.

Este proceso ha cobrado dos víctimas: Ha pisoteado la representación y la democracia sindical construidas dentro del movimiento de mujeres, pisoteo que ha apuntado a satanizar a las más rebeldes. Esta democracia sindical puede ser muy cuestionable, pero no podemos dejar de ver que ha sido construida durante la resistencia a la dictadura y que es un valioso andamio de participación de las mujeres. Peor aún, ha pisoteado el derecho y la necesidad de la disidencia, principio feminista basado en que “nadie representa a nadie”.

La democracia formal ha recibido así un soporte: usar ahora de bandera la figura de las mujeres debilitando el papel de los movimientos sociales, a los que quiere forzar a ver en los partidos políticos la intermediación vital e indispensable para el accionar social. La conquista de la que con tanta prepotencia nos hablan es la de haberse convertido en intermediarias del poder ante el y los movimientos.

Tecnócratas de género

A nivel teórico, su instrumento básico ha sido la ya repetitiva incorporación de la perspectiva de género. ¿Dónde se la ha incorporado?

Se han dado a la tarea de conjugar, de encajar, de incorporar al discurso dominante la perspectiva de género, esfuerzo que tiene hoy sus frutos: la muerte del género como categoría develada y la necesidad de superarla. Esto ha convertido al género en una especie de condimento, complemento adjetivo del modelo de desarrollo –del desarrollismo-, haciendo viable y pensable un neocolonialismo, un neoliberalismo con perspectiva de género y sin siquiera la más tenue impugnación de su carácter patriarcal que es su característica esencial. Tal manejo de la categoría de género desde el discurso hegemónico ha convertido su aplicación en una mera retórica. Una retórica que no es inofensiva, pues permite un proceso de reciclaje de las formas de dominación patriarcal.

La tecnocracia de género se ha constituido en una élite que ha ido rompiendo en su práctica sus vínculos afectivos y políticos concretos con el movimiento. Ha adoptado una estrategia de acción asimilada a la no-ética del neoliberalismo y al pragmatismo por excelencia. Su interlocución exclusiva es con el Estado pero, ojo, con el libreto escrito y corregido por los patriarcas. La tecnocracia de género ha hecho gala de su mitificación del poder, sin lograr en ningún momento subvertir su propia relación de subordinación.

La tecnocracia de género, como grupo elitista y asimilado a las cúpulas nacionales e internacionales, es el principal vehículo de cooptación del discurso y el lenguaje feministas. La cooptación de este lenguaje tiende a neutralizar su fuerza expresiva y a instalar la confusión semántica para que no sepamos de qué estamos hablando, y para que los procesos de usurpación y enajenación tengan nombres y calificativos venidos de nuestra lucha. La cooptación separa al sujeto colectivo de su propia producción y le ofrece, como de regalo y en actitud retórica, alguito de lo que fue la motivación de este sujeto.

El feminismo latinoamericano puede ser muchas cosas: formas de concebir la estética, estilos de vida, búsqueda de pócimas, alquimias de amor y pasión. No somos detentoras de una definición de feminismo, ni nos reconoceríamos en el intento de circunscribirlo. Pero lo que une esas formas, lo que les da sentido y vocación de utopía, lo que las nutre y se convierte en su fuerza principal es el hecho de que, trascendiendo todas esas formas diversas y enriquecedoras, el feminismo es un movimiento social y político, transformador y subversivo. En el momento en que la vitalidad de su carácter de movimiento se pierde, se adormece o se diluye, todo ese conjunto de prácticas se convierten en formas dispersas o, peor aún, en algunos casos se convierten en complementos decorativos y funcionales de políticas patriarcales.

Es a partir de estos rasgos que nosotras no consideramos que las ONGs como ONGs –es decir, en tanto instituciones- ni la tecnocracia de género sean partes constitutivas del movimiento. Puede haber mujeres feministas trabajando en estas instituciones, pero poco a poco la tendencia institucionalizadora y tecnocrática las está destruyendo.

Movimiento y autonomía

Tanto movimiento como autonomía son palabras que no escapan tampoco a esa confusión semántica de la que hablábamos. No es precisamente apelando al diccionario etimológico ni filosófico que podemos rescatar su significado; para recuperarlo apelamos a la práctica. Para nosotras la autonomía juega un papel ubicativo: ¿dónde queremos estar, dónde sembraremos la semilla de nuestro trabajo y para quién cosecharemos esos frutos? Por eso hablamos de una autonomía respecto de la hegemonía cultural, política, económica, militar, nacional e internacional. Nos parece fundamental establecer la autonomía respecto a la hegemonía, porque la hegemonía –o lo hegemónico- es un concepto que va más allá del Estado, del gobierno o de cualquier institución específica. Hegemonía se refiere más bien al control y dominio de mecanismo sociales, políticos, económicos y culturales; un control que tiene, además del componente de clase, componentes de raza, edad, sexo, religión y sexualidad. Un control que puede ser estatal como también para-estatal.

La autonomía es pues una relación de no-dependencia, de independencia y de soberanía. Ese es el contenido: soberanía en mis decisiones y en el modo de expresarlas. Por eso la autonomía no puede ser relativizada a conveniencia porque esto sería caer en una manipulación; no puedo someterme a condicionamientos financieros internacionales y decir que eso es autonomía, no puedo trabajar para los partidos políticos y decir que mi accionar es autónomo, para citar algunos ejemplos. Al dibujar nosotras los confines de nuestra autonomía, lo que manifestamos es que nuestro accionar no se enmarca dentro de los mecanismos controlados por el sistema; es un contorno que se funde al de la Utopía de los sectores más rebeldes de nuestro pueblo. La base fundamental es la iniciativa colectiva intrínseca: somos nosotras quienes decidimos nuestro accionar.

Al hablar de la autonomía como un factor ubicativo, estamos al mismo tiempo descartando esa visión tan individualista de la autonomía que, al no confrontarse con la hegemonía, rompe los vínculos con los procesos históricos colectivos y rompe la posibilidad de interpelación directa al poder. Es decir, nos diferenciamos de una visión de autonomía desde palco; a nosotras nos interesa la autonomía desde la cancha, desde los escenarios donde se van dirimiendo los procesos históricos. No practicamos un feminismo inocuo que se limite a opinar e interpretar los hechos en un grupo de amigas.

Reconceptualizando movimiento

Antes de entrar en la dinámica de movimiento a la que con tanta pasión me refiero, quisiera poder terminar de salir de la dinámica que aún hoy nos atrapa en su pliego petitorio, en su canasta familiar y en su demagogia. Salir de esa compresión de movimiento como listado de demandas que tiene como único interlocutor al Estado. No dejarnos encajonar en la trampa de poner nuestras energías y nuestra platita en las reformas del Estado y de las leyes. Porque así como lo supimos ayer, lo sabemos hoy más que nunca: que se trata de un cuerpo legal cuyos enunciados son letra muerta en los brazos de un Estado corrupto. Un Estado que se sirve de ese conjunto de enunciados para cubrir la realidad de opresión, jerarquías, clasismos, racismos, sexismos y lesbofobias que atraviesan las vidas de las mujeres en sus relaciones con el Estado.

Si nos constituimos en movimiento es para avanzar en un diálogo horizontal abierto en todas direcciones; no un diálogo con mediadoras que nos impongan los términos y el corsé de la negociación, que no es otra cosa que reducir nuestros derechos para que ellos y ellas conserven sus privilegios.

Tejer solidaridades


Movimiento es el espacio que nos coloca en una relación de subversión de las relaciones de dominación. No somos como movimiento complementarias al poder, en una relación de mutua necesidad como lo es el masoquista con el sádico. Nosotras como movimiento somos la tumba del poder, impugnamos el poder con el ejercicio de nuestros derechos. Desconocemos el orden jerárquico patriarcal del accionar político que coloca a los movimientos en la base y como clientes del sistema. Nuestra legitimidad trasciende todo orden jurídico, y por lo tanto es una legitimidad de facto construida en la dinámica social.

Esto será posible si como movimiento construimos una dinámica interna, hacia dentro de nosotras y entre nosotras. Por eso entendemos movimiento principalmente como un tejido de solidaridades, donde las búsquedas existenciales no sean ajena –sino que nutran- a las búsquedas colectivas. Tejido de solidaridades donde encontremos la complementariedad mujer-mujer, complementariedad con la otra misteriosa, diferente a mí, nueva y desconocida para mí; solidaridad que nos conduce a un encuentro de diversidades: las indias, las lesbianas, las mujeres que hemos escogido no dejarnos engañar por los privilegios que el sistema nos ha ofrecido en bandeja dorada. Es el tejido de solidaridades que nos permite asumir como movimiento la responsabilidad por la seguridad, por el afecto, por la vida de las mujeres que formamos parte de un proyecto colectivo. El tejido de solidaridades es la sólida unión que hace que no nos hagamos cómplices de la denigración, de la exclusión de la otra para ser titulares aceptables. Un movimiento indigesto para el patriarcado.

[Tomado del libro de Mujeres Creando: La Virgen de los Deseos, Buenos Aires, Tinta Limón, 2008; accesible en http://mujerescreando.org/pag/publicaciones/libros/LA-VIRGEN-DE-LOS-DESEOS--Mujeres-Creando.pdf.]

Superando nacionalismos y guerras: Declaración de participantes en la 8ª Feria del Libro (A) de los Balcanes

















[Nota de El Libertario: Hemos traducido esta Declaración, que nos llegó en su versión en inglés remitida desde en Secretariado de la Internacional de Federaciones Anarquistas IAF-IFA y disponible en http://bask2014.wordpress.com/2014/09/13/over-the-walls-of-nationalisms-and-wars/. Aquí, estos compas que por experiencia propia, cercanía geográfica y y contactos se hallan en posición de entender mejor que otros la situación actual de Ucrania, reiteran una perspectiva similar a la que asumimos en http://periodicoellibertario.blogspot.com/2014/08/cuidado-con-intoxicacion-informativa.html, donde alertabamos en cuanto a que desde el anarquismo no es posible asociarse de ninguna manera con los nacionalismos promovidos por el Estado y el Capital. Mas info -en inglés- sobre la 8ª Feria del Libro (A) de los Balcanes y sus participantes en http://bask2014.wordpress.com.] 

Está claro que el nacionalismo es una herramienta usada contra las clases explotadas. En los Balcanes, especialmente en la región de la ex-Yugoslavia, el ascenso de la ideología nacionalista en la década de 1990 ayudó a hacer posible el brutal ataque capitalista contra la sociedad. Se atomizó aún más a la población y fueron aniquiladas las redes previamente establecidas de cooperación y solidaridad.

La necesidad de confrontar a la ideología nacionalista desde una perspectiva radical y anti-autoritaria nos reunió en Mostar el 5 y 6 de septiembre de 2014, para la 8ª Feria del Libro Anarquista de los Balcanes. Veníamos de Bosnia y Herzegovina, Croacia, Serbia, Eslovenia, Albania, Rumania, Grecia y otros países fuera de la zona de los Balcanes.

La verdadera naturaleza del nacionalismo en ninguna parte es más evidente que en Mostar, una ciudad dividida en dos, donde los signos de brutalidad durante la guerra sigue siendo evidente en calles y edificaciones. Es esencial darse cuenta de que esta división no fue la causa de esa guerra, sino la consecuencia de guerras e ideologías nacionalistas creados por la clase dominante. Esto estaba claro para los manifestantes en Tuzla que escribieron el graffiti "Muerte al nacionalismo", así como para los manifestantes en Mostar que quemaron la sede de los dos partidos nacionalistas en febrero.

Sin embargo, en otras partes del mundo nuevos nacionalismos y conflictos se están creando en la misma línea y con consecuencias predecibles.

Muchos en la actual Ucrania piensan que tienen que responder a las falsas opciones de guerra que plantean los Estados y las corporaciones, entre ellos se encuentran incluso algunos anarquistas y "anarquistas" (1). Nosotros, sin embargo, mantenemos que el nacionalismo es siempre una ideología que reproduce al Estado, un sistema de represión y explotación, y enfrenta a explotados y oprimidos unos contra los otros. Hoy vemos en Ucrania el mismo mecanismo que se utilizó también en las guerras en la antigua Yugoslavia: el nacionalismo es la herramienta de los poderosos para empujar a la gente a la guerra para los intereses del capital. Como anarquistas, nos opusimos a todos los esfuerzos de guerra en la antigua Yugoslavia a través de la solidaridad que continúa hasta nuestros días. Lejos de pacifismo liberal o obsesiones con ejércitos guerrilleros de izquierda nacionalista, nuestra lucha nunca tomará el lado de la política militarista y de destrucción en que se basan todos los Estados.

¡Contra el nacionalismo, el militarismo y la guerra!
¡Contra todos los gobiernos y Estados!
¡Por la solidaridad y la autonomía!
___________________________

(1) Por ejemplo, con aquellos bien intencionados y dedicados jóvenes nacionalistas de "Mlada Bosna" de Sarajevo de 1914 influenciados por el anarquismo, y sobre todo con el grupo "anarco"-nacionalista "Slobodari" de Sarajevo de 2014, todos los intentos de combinar el anarquismo con el nacionalismo, han demostrado que el resultado siempre termina en pura nacionalismo. "Slobodari" es un pequeño grupo de Sarajevo que se hace pasar por anarquista, pero mantienen contacto con los nazis de Ucrania (los llamados nacionalistas autónomos de "Resistencia Autónoma"). Tienen sitios web que crean mucha confusión, incluyendo una página web "Cruz Negra Anarquista Balcanes". Más sobre sobre este punto aquí (en inglés): http://www.sabotagemedia.anarkhia.org/2014/03/on-self-styled-libertarians-and-antiauthoritarians-from-bosnia/.

Ante la violación de los Derechos Humanos a Sairam Rivas


Observatorio Venezolano de los Derechos Humanos de las Mujeres

Ante la sistemática y progresiva violación a los derechos humanos de que viene siendo víctima la Presidenta del Centro de Estudiantes de la Escuela de Trabajo Social de la UCV SAIRAM RIVAS, quien fue privada ilegítimamente de libertad el pasado 8 de mayo durante la acción militar que desmanteló el campamento ubicado en la Plaza Alfredo Sadel en Caracas, en donde esta, junto a sus compañeros ejercían el derecho a la protesta cívica y pacífica; a quien, tras haber transcurrido 4 meses privada de libertad en la sede del SEBIN en El Helicoide se ordenó el pase a juicio acusándola de instigación para delinquir, agavillamiento y uso de menores para delinquir, y ante las arbitrariedades que han caracterizado la actuación de las fuerzas policiales y de los organismos operadores de justicia del Estado venezolano, incurriendo en la violación a los Tratados Internacionales de Derechos Humanos, el OBSERVATORIO VENEZOLANO DE LOS DERECHOS HUMANOS DE LAS MUJERES:

1.- Exige al Estado venezolano el cumplimiento de las obligaciones internacionales que ha asumido al ratificar los Tratados de Derechos Humanos de las Mujeres, concretadas en el respeto, garantía, protección y la debida diligencia en su accionar frente a la exigibilidad y justiciabilidad de las mujeres en el ejercicio de la protesta pacífica; fundamentalmente, los preceptos establecidos en la Convención Sobre la Eliminación de todas las Formas de Discriminación contra la Mujer y la Convención Interamericana para Prevenir, Sancionar y Erradicar la Violencia contra la Mujer.

2.- Objeta el uso desproporcionado de la fuerza, la utilización del sistema de justicia como arma de venganza política y los tratos crueles inhumanos y degradantes utilizados por los agentes del Estado venezolano, para criminalizar a SAIRAM RIVAS, por el sólo hecho de disentir y ejercer su derecho a la objeción de conciencia.

3.- Demanda la inmediata libertad de SAIRAM RIVAS y de todas y todos los presos políticos, estudiantes y personas privadas arbitrariamente de libertad, en el marco de las protestas que durante el transcurso del presente año se han desarrollado en Venezuela, en ejercicio de derechos ciudadanos.

4.- Exhorta al Estado venezolano a garantizar y actuar de conformidad con el Principio de igualdad y No Discriminación  en el procedimiento ejercido contra SAIRAM RIVAS; en virtud de que ha sido sometida a tratamiento diferente a los 46 jóvenes que fueron detenidos junto a ella; a quienes se les dictó el sobreseimiento de la causa.

5.- Reclama  a los organismos competentes el cese de la violencia y la represión ejercida durante el desarrollo de las manifestaciones pacíficas contra la ciudadanía; especialmente contra las mujeres; quienes han sido asesinadas, sometidas a tratos crueles, inhumanos, degradantes y criminalizadas; una actuación imparcial y diligente en la investigación, procesamiento y sanción a las y los funcionarios implicados en violaciones a los derechos humanos de las mujeres;  y la debida reparación a las víctimas o a sus familiares.

6.- Rechaza la persecución de que están siendo objeto las y los Defensores de Derechos Humanos e insta al Estado venezolano a respetar, garantizar y proteger sus derechos humanos.

En Caracas, a los 15 días del mes de septiembre de 2014

Las Guarimbas terminaron


Mariana

La gente de paz, el oficialismo y la oposición oficialista finalmente respiran tranquilos. Hace un tiempo que los exaltados y revoltosos jóvenes callaron sus voces y abandonaron sus barricadas, Las fuerzas de la represión sangrienta  y la corrupción gobernante, con el apoyo de los pacíficos opositores electoreros, lograron terminar con las guarimbas que no han vuelto. Con la paz, como dice Serrat, volvió el pobre a su pobreza, volvió el rico a su riqueza, y el señor cura a sus misas. El gobierno puede dedicarse de lleno a resolver algunos problemitas que tiene la revolución bonita.

Tanto desafuero era inútil porque, como todos vimos por cadena nacional, la MUD y el gobierno mediante el diálogo podían resolver esos problemitas. Poco a poco, todos los que se salen de ese guión van presos, perseguidos, exilados o desaparecidos. Con el pacífico intercambio de ideas entre la oposición pacifista, Maduro, y los militares gobernantes, se abre un futuro de prosperidad y abundancia, si Dios quiere (y  la MUD sobrevive). Tortuga Capriles puede planear sus próximas derrotas electorales en paz.

Se respiran aires tranquilos y felices. El pueblo chavista se deleita en sus largas colas para conseguir aceite sabiendo que nadie está perturbando la paz con protestas y disfruta anticipadamente del racionamiento electrónico, no como la obsoleta tarjeta cubana. Somos del primer mundo, ¡con racionamiento electrónico! Logros de la revolución, que abastece escasez. La quincena se disuelve antes del primer fin de semana pero tenemos paz y patria. Tranquilos, los futuros viajeros, enchufados la mayoría, saben que no hay pasajes para ningún lado donde haya shampoo pero calmados porque no hay guarimbas protestando contra el liderazgo del Ungido Heredero. La justicia -presidida por ese inenerrable combo del TSJ- les dará a todos compensación por sus reclamos sin necesidad de hacer barricadas. Eso sí, en el tiempo de Dios que es perfecto, como gusta decir al incontestable y pacífico líder opositor. Con la paz el gobierno podrá, sin sobresaltos, desguasar CITGO, regalar plata a los banqueros y traspasar las grandes industrias a los chinos, previo desalojar a los damnificados de los edificios que solicitaron para sus oficinas.

Mientras esperamos silenciosos y callados las soluciones que la oposición oficialista alcanzará mediante el diálogo con los burócratas cubanos, los trabajadores socialistas felices porque nadie les quita ahora el protagonismo revolucionario. Guiados por alguna fracción del PSUV, los sindicatos si acaso conseguirán 10 de cada 200 bolívares de aumento que necesitan porque el gobierno es el patrón y no hay patrón generoso, como bien lo dicen los socialistas del siglo XXI. Si no les gusta, les pasará lo que a los apátridas guarimberos, más cuando sabemos que a los chinos no les caen bien las demandas de los trabajadores como bien lo saben los despedidos por protestar, sin derecho a pataleo, de Transmonagas. Después de la derrota de las guarimbas, toda protesta murió antes de nacer, tal como murieron las huelgas de hambre después de Brito. Cuando el pueblo chavista apoyó la represión no pensó que eso les esperaba a ellos en cada protesta porque, con Tibisay eterna, ni los votos se necesitan. Si tienen dudas, pueden preguntar a los miembros de Marea Socialista, que quedó en olita moja-canillas en las elecciones internas del PSUV. El plan maestro de la pacífica oposición oficialista es arrasar en las próximas elecciones libres y electrónicas-.

Por otro lado, dado que las grandes empresas, que los trabajadores aplaudieron cuando Chávez se las apropió, están en tren de disolución tampoco es que trabajen mucho o que a alguien en el gobierno le importe si lo hacen o no, por lo que no pueden gritar alto. Si no, vean a los ignorados huelguistas de la SIDOR de Diosdado, que ni siquiera salen en Conclusiones de CNN. ¿Recuerdan cuando, antes de Chávez, los trabajadores jubilados eran accionistas? Hasta el petróleo viene palo abajo. Los negocios están en la importación, como bien los hizo la hija del Fallecido Eterno con el arroz argentino, premiada por su sapiencia con un alto cargo diplomático ya que ha mostrado profunda sabiduría para lidiar con los problemas del planeta como los de Oriente Medio, Ucrania, ISIS, Mercosur, la ecología y la crisis financiera. Más vale que los trabajadores usen su tiempo haciendo las pacíficas colas para conseguir comida o remedios, mientras hacen nuevas amistades como dijo el ministro. No hagan como los guarimberos porque calladitos se ven más bonitos. Los he oído gritar desnudos y con hambre por la revolución y no van protestar si el Comandante Eterno cumplió con esto. Los trabajadores venezolanos, apoyaron un gobierno que maltrata a todo el mundo y sólo les queda disfrutar cuando les pega a los otros. Y coinciden con los militares en que, si son algunos estudiantes, mejor. Pero también les toca a ellos.

Los supuestos campesinos beneficiados con las tierras expropiadas, luego de comerse todos los animales y los granos guardados, descubrieron que cuidar vacas y cosechar algo requiere saber del asunto y es mucho trabajo, en particular cuando la tierra y los beneficios es de y para los enchufados. Trabajar, como lo muestran los herederos de Chávez o los militares, no es revolucionario. Si no, que le pregunten al hijo de Maduro (en agosto estuvo en Argentina comiendo carne y eligiendo desodorante) o a la gran la familia de la Primera Combatiente cuando pasen de visita por Venezuela, si pasan. Aunque, después de la sorpresa que tuvo el as de la inteligencia bolivariana Gral. Pollo Carvajal, (un hombre nuevo revolucionario, ejemplo de soldado valiente y sacrificado, acusado malamente de narcotraficante, asesino, torturador y terrorista) que no sabía que lo andaban cazando, no creo que los capos del gobierno se dediquen a pasear mucho fuera del ALBA. Podemos estar tranquilos porque si el jefe de inteligencia con cédula de mujer ni siquiera se enteró de que los holandeses lo iban a encanar, que no nos enteremos nosotros de lo qué pasa con los miles de millones de petrodólares que recibimos no debe sorprendernos.

El chavismo ha desterrado al horrible capitalismo y afán de dinero, como dice el Padrenuestro del Delegado,  por el trueque. Cambió ministros por bachilleres, militares por forajidos, médicos por paramédicos de la Bolivariana, maestros por analfabetos, hospitales por morgues en espera, papel tuale por patria, comida por hambre, sueldos por limosnas, tenientes por millonarios, diputados por focas, imperialistas por cubanos, mercadería por estanterías vacías. Levantando la bandera de la paz, hemos cambiado la presencia por la ausencia y la voz por el silencio. Los estudiantes franceses en mayo del 68 reclamaban la imaginación al poder, los chavistas venezolanos han preferido la ignorancia en el poder.

La verdad, este ánimo de paz que nos inunda después de las guarimbas se parece mucho al pacifismo de los judíos de la Alemania nazi, cuando pacíficamente se entregaban a la Gestapo, pacíficamente marchaban a los trenes, que pacíficamente los llevaban a los campos de concentración, donde pacíficamente iban a las cámaras de gas, y pacíficamente sufrían y morían, esperando que un pacífico diálogo con Hitler resolviera sus problemas. Los aguerridos venezolanos seguimos descansando en paz en alguna cola por algo, lo que sea, dominados políticamente por los cubanos y económicamente por los chinos. Pero al menos se ha logrado que los estudiantes vuelvan a hacer lo que: deben: aplaudir los doctorados que se autoadjudica una rectora.

Venezolanos, de frente…march al futuro. La prosperidad y abundancia que estamos logrando gracias a la paz alcanzada con la represión de las guarimbas nos llena de esperanza. ¿O no?