miércoles, 26 de noviembre de 2014

Argentina: Las mayorías pagamos la fiesta de unos pocos


Federación Obrera Regional Argentina [FORA-AIT]

* Editorial de Organización Obrera # 54, Buenos Aires, noviembre-diciembre 2014.

Otro año va terminando y la situación se repite. Una vez más la inflación le gana a los aumentos salariales. El flaco bolsillo del trabajador se ve cada vez más ajustado, mientras las jugosas cuentas bancarias de los grandes empresarios y de los funcionarios públicos, continúan creciendo.

Este año, la pérdida del salario real es de tal magnitud, que hasta el burócrata sindical kirchnerista Hugo Yasky, tuvo que reconocerlo. Los salarios no alcanzan y por eso las burocracias sindicales se vieron obligadas a pedir un bono extraordinario para fin de año.

Este pedido, se hace en un contexto en donde el descontento de los trabajadores es palpable. Hay un malestar en los lugares de trabajo, que si bien todavía no logra canalizarse en niveles altos de organización, que desemboquen en una pelea frontal contra las patronales, es una amenaza latente; tanto para los capitalistas como para los sindicatos.

Sin embargo, el Gobierno Nacional, a través de su vocero Jorge Capitanich, desestimó que se “propicien medidas de carácter excepcional porque las paritarias han sido satisfactorias”. Un verdadero caradura. Para el millonario de Capitanich –informó que tiene un patrimonio por $4.304.544-, “en el 2014 hubo una recuperación del poder adquisitivo del salario, no un deterioro”. Es fácil decir semejante mentira, cuando uno posee 5 propiedades, un par de autos y una gigantesca cuenta bancaria. No puede maquillarse lo que la realidad impone. Las mayorías seguimos pagando la fiesta de unos pocos.

Paralelamente a esta pésima situación económica que vivimos los trabajadores, el Estado Nacional y los Estados Provinciales van reforzando su aparato represivo. Con la excusa de la inseguridad, el presupuesto del 2015 muestra un aumento considerable para las fuerzas represivas. Los diferentes gobiernos se han apoyado sobre las reacciones que ha generado el bombardeo mediático sobre el tema inseguridad, para reforzar a las policías locales y a otras fuerzas represivas como la Gendarmería. No solo se las equipó mejor, también se les aumentó la cantidad de efectivos.

Las pésimas condiciones de vida, el ajuste económico, las suspensiones y los despidos hacen necesario una militarización de las calles y un recrudecimiento de la represión a los trabajadores y a los sectores más humildes que se organizan y luchan. En este contexto solo tenemos una posibilidad: organizarnos y luchar. Con la solidaridad como bandera y la horizontalidad como medio, debemos enfrentar a las patronales, al Estado Nacional y a los Estados Provinciales. 

¡SOLIDARIDAD, ORGANIZACIÓN Y LUCHA!

martes, 25 de noviembre de 2014

Opinión: Una parábola llamada Víctor Martínez



Rafael Uzcátegui


Si usted lo hubiera visto llorar como yo, también se le hubiera enfriado el guarapo. Aquel fortachón de casi dos metros de altura, calvo y de bigotes, que ha sido luchador social de toda la vida y diputado durante un ratico, que ha conocido prisión y se ha enfundado un revolver para caminar por la calle, por si las dudas. Que no le ha temblado el pulso para denunciar, con nombre y apellido, a los policías y militares corruptos. Ese Víctor Martínez lloró desencajado un 26 de noviembre, y a la distancia yo lloré con él. Ese día, por las cámaras de televisión del parte noticioso, Víctor confirmaba la tragedia: “La revolución que ayudé a llegar al poder fue la que me mató a mi hijo”. La síntesis de la frase, que parece haberse creado para difundir por twitter, resume como pocas la metáfora de vida de un hombre que, a su vez, resume la historia de un pueblo que apostó por un proyecto político llamado “proceso bolivariano”.

Recuento del luchador popular

Víctor Martínez nació en Guanarito, estado Portuguesa, en el seno de una familia tan pobre que cuando se mudaron a Barquisimeto invadieron un terreno baldío al oeste de la ciudad para construir su casa, y que a falta de todo lo internaron en un albergue para menores. De ese sitio Víctor se escapó, varias veces, caminando durante horas hasta su casa, lo que algunos piensan fue el inicio de una rebeldía sorda que comenzó a crecerle detrás de las costillas. Su propia carestía lo llevó a solidarizarse con los excluidos, iniciando su camino dentro de las luchas sociales de la mano de la Juventud Obrera Católica y la Teología de la Liberación, así como diferentes organizaciones de izquierda. A comienzos de los 90´s Víctor entró en contacto con el movimiento sedicioso que se gestaba dentro de los cuarteles. En 1992 empeñó su propia casa para financiar el levantamiento de noviembre. Tras el 27N fue detenido por su participación. Tras ser liberado, Víctor participa en el movimiento popular que pedía la liberación de los presos políticos, los militares golpistas, además de participar en diferentes luchas de las zonas populares de Barquisimeto. Es acá que como candidato, Hugo Chávez duerme varias veces en su casa, a pocos metros de donde años después caería mortalmente herido Mijaíl.

Concurso de Poesía juvenil "Mijaíl Martínez·


Hacer click para verlo mas grande

Infografía: Alto a la criminalización del pueblo wayúu


«Señor ministro, yo soy anarquista»


Emilia Moreno

Señor ministro del Interior, ante la respuesta que dio su equipo en la sesión de control de la pasada semana sobre su actuación en torno a la proliferación e incremento de la actividad de organizaciones nazis, en la que comparaba a estas organizaciones con los movimientos anarquistas, quiero dar un paso adelante y declararme anarquista. A pesar de militar desde hace muchos años en un sindicato anarcosindicalista, el declararme anarquista me ha resultado demasiado pretencioso por mi parte, y aunque considero el ideario libertario la mejor, si no la única forma, de constituirnos en una sociedad en la que quepan todos los seres humanos y se alcance la realización personal y social de todos y cada uno de ellos, solo me he considerado una aspirante.

Sin embargo, su declaración me ha hecho dar un paso adelante y le digo: yo soy anarquista, porque pienso que el apoyo mutuo y la solidaridad entre las personas debe sustituir al individualismo y la competencia feroz a la que nos están llevando. Soy anarquista porque creo que la información objetiva es imprescindible para desarrollar el espíritu crítico y que cada cual tenga la capacidad de tomar sus propias decisiones. Soy anarquista porque defiendo que cada persona ha de tomar las riendas de su vida y contribuir con sus ideas, sus propuestas y su trabajo a la toma de decisiones que hagan posible avanzar a su entorno. Soy anarquista y disfruto participando en ateneos, jornadas, radios… libres donde debatir y acordar en conjunto cuál es el mundo que queremos para quienes ahora estamos, pero también para quienes han de heredarlo. Soy anarquista y procuro consumir solo lo que necesito, y hacerlo favoreciendo a mi entorno y la economía local y sostenible frente al consumismo desmedido y antiecológico.

Madrid: XII Encuentro del Libro Anarquista; 5, 6, 7 y 8 de Diciembre 2014


Grupo Organizador

Un año más y ya van 12, las personas que venimos organizando el Encuentro del Libro Anarquista de Madrid hemos decidido volver a hacer posible esta confluencia de intercambio de material, experiencias y comunicación que apuesta por una forma diferente de entender la realidad y practicar la subversión. Este año, como novedad, tendrá lugar en La 13-14 Okupada (c/ Párroco don Emilio Franco, 59, Vallecas) durante los días 5, 6, 7 y 8 de diciembre.

El Encuentro pretende ser un punto de comunicación y difusión de nuestras ideas. Para ello, durante los cuatro días en los que se desarrolle, contaremos con actividades constantes como charlas, debates… que reflejan una pequeña parte de las experiencias, ideas o luchas que se vienen desarrollando en los últimos años. Además, se contará con una muestra permanente de material escrito a cargo de más de 30 editoriales, librerías y distribuidoras procedentes de diferentes lugares.

Sin más, y esperando veros en el Encuentro, nos despedimos no sin antes animaros a acudir y a hacer de este tipo de encuentros algo permanente y práctico que nos sirva tanto de acercamiento de realidades como de transmisión de experiencias útiles en nuestro enfrentamiento con todo aquello que nos domina.

Programa


















































Opinión - Empresas mixtas, forma de disfrazar la apertura minera extractivista


Francisco J. Sierra
En materia de minería, el gobierno chavista (Chavismo hoy en día no traduce “bolivariano”, “revolucionario”, “Socialista”, traduce una categoría de burocracia centrista de socialdemocracia tardía), desde 1999 hasta hoy noviembre-2014, su política minera ha sido la continuidad del puntofijismo en su última etapa, en la etapa neoliberal o paquetera, cuya máximo exponente fue Rafael Caldera, el último presidente del adeco-copeyanismo, quien expresó en más de una oportunidad que Venezuela era petróleo, lo importante era el petróleo y este no se podía privatizar o entregar al capital extranjero porque era estratégico, pero que habían otros segmentos que si se le podían entregar al capital foráneo transnacional para que lo explotara, entre esos renglones estaba la minería de minerales preciosos en Guayana y el turismo, y otros. A esa entrega se le denominó “La Apertura Minera”, un hermanito menor de la apertura petrolera, pero bajo el mismo esquema.

Por ello en Guayana en los 90 anduvieron por estos lados del sur de la Orinoquia, las principales empresas auríferas inglesas, canadienses, norteamericanas, surafricanas, quienes se aprestaban para ponerles las garras a los lomitos auríferos de nuestra Guayana. Condición sine quan non que exigían, estas transnacionales, era que le “limpiaran” el espacio de mineros “ilegales e invasores”, dado que existía una tradición minera en el Estado Bolívar, centenaria, que muy bien pudo aprovechar el gobierno bolivariano, pero su desviación y traición al espíritu del “27-F-89” impidió que eso se aprovechara.

Caldera cumplió con las transnacionales en el sentido de “limpiarle” la zona de mineros ilegales e invasores, militarizándola, para luego entregárselas a sus “nuevos dueños” limpiecita; pero el populismo puntofijista, que fue más “social”, si se quiere, que el chavismo, como sabía que Guayana tenía una tradición minera y era una forma de reanimar la deprimida economía del sur, permitió el ejercicio de la minería a pequeña escala (Sistema de “Tolerancia”), como una válvula de escape con sentido social, aunque reprimían y “martillaban” a los mineros, pero había cierta tolerancia en el ejercicio de la minería, también influían en esa tolerancia los compradores de oro, en donde habían muchos financistas de la partidocracia adeca-copeyana y causaerrista.

Con la llegada de Chávez, se paraliza la “apertura minera” de corte fondomonetarista, pero se produce un vacío, vacío que duró casi 10 años del gobierno de Hugo Chávez, que permitía que las trasnacionales continuasen, no fuesen revocadas sus concesiones, un limbo verdadero, en donde el caso más emblemático fue la empresa aurífera CRISTALLEX, que hasta el principio de esta segunda década del siglo, continuo apostada en el lomito de Las Cristinas, ese “vacío”  trató de llenar Luis Herrera Mendoza, cuando fue presidente de CVG-Minerven, hoy imputado por la Asamblea Nacional, que independiente que haya cometido irregularidades, la causa política de su imputación parte del hecho que quiso acabar con el vacío minero de Guayana y recuperó una series de minas importantes en manos de trasnacionales para el estado, ahí se pisaron muchos callos poderosos y el quedó sin apoyo político y con enemigos de lujo.

Hago mención aquí a Luis Herrera Mendoza porque existen casos peores que los de él, no obstante no los tocan ni con el pétalo de una rosa, él fue una factura de la alianza, soterrada pero eficaz, PSUV-Rangel-AD-Causa R, comandita que se manifiesta en las actuales Alcaldías de Tumeremo, El Callao y Upata, en manos de adecos y causaerristas, más afines al Gobernador Rangel que el Alcalde Chavista de Caroní, a quien quieren defenestrar, abriéndole expediente por la basura y el cobro de impuestos; pero esta comandita MUD-Rangel, tiene su origen el negocio del oro, y del hierro y aluminio también, pero esa es otra historia.

Ya hoy en día sabemos las causas del “vacío” chavista con respecto a la política minera, vacío que también, en parte se ha venido dando en las empresas básicas, y es que el chavismo es privatizador neoliberal, pero no lo podía decir ni hacer por el disfraz de socialista, revolucionario y bolivariano que tiene, pero ya las máscaras caen cual octavita de carnaval.

Se me había olvidado decir que en la “limpieza” de mineros ilegales e invasores, en sus propias tierras, el chavismo lo hizo peor, fue más allá en la solución represiva que los mismo adecos y copeyanos, ya que penalizó la labor minera, ahora solo las empresa mixtas, entiéndase transnacionales asociadas con la burocracia, pueden ejercer legalmente la minería en Guayana. El ejercicio ilegal de la minería, es un delito con pena de prisión de hasta 6 años y 6 meses de cárcel segura, según la última habilitante (Ya es penúltima), en vida del propio Chávez.

[Este texto es parte de un trabajo más extenso, que puede verse en http://laguarura.net/2014/11/24/analisis-de-las-leyes-habilitantes-maduristas-2da-entrega/.]

La poesía se llama Mijaíl Martínez


Violeta Villar (Diario El Impulso, Barquisimeto)

No hay nada mejor que rendirle tributo a un poeta desde la expresión del verso. Se marchan los hombres; los árboles mueren de pie (en la expresión de Alejandro Casona), pero la palabra del corazón vive en gozosa eternidad. Desde esta perspectiva, y con el anhelo de cultivar en los jóvenes la pasión por el verbo en tono poético, hasta el 20 de enero de 2015 estará abierto el 1° Concurso de Poesía Juvenil Vivir es elegir en sueños de libertad, en memoria de Mijaíl Martínez, cuya muerte todavía espera justicia.

Zuleyka Pérez Piñate, al frente de la Fundación Mijaíl Martínez, Rubi Álvarez, Lisbeth de Guzmán, Reyna Rojas y María Guzmán, en calidad de colaboradoras, explicaron que podrán participar jóvenes autores y autoras hasta los 25 años de edad. El tema es libre, con la condición de consignar de tres a cinco poemas inéditos. Los trabajos serán recibidos en la Dirección de Cultura de la UCLA, con sede en la calle 8 entre carreras 21 y 22 de Barquisimeto. Pero además de la UCLA, se han sumado a esta iniciativa la UFT, la Unefa, la UPEL, la Universidad Yacambú, la Unexpo y la Universidad Politécnica Territorial Andrés Eloy Blanco, en tanto son las casas del saber.

Tres premios reconocerán la virtud de la palabra. El primero, obra de arte, placa y libro con las poesías del ganador y selección de poemas inéditos de Mijaíl Martínez, a quien la acción criminal le arrebata la vida con apenas 23 años y una trayectoria ya notable: poeta, camarógrafo, fotógrafo, músico y soñador. El segundo premio, tres tomos de literatura venezolana, una escultura y placa. El tercer lugar se llevará escultura, placa y tres compactos de audio de declamación poética.

La actividad de premiación está prevista para el 14 de febrero del 2015, Día del Amor y de la Amistad, con peña poética y musical, cuando la escritura joven será la mejor razón para celebrar. Los interesados en participar en el concurso Vivir es elegir en sueños de libertad, pueden escribir a fundacionmijailmartinez@gmail.com

Con vocación social

La Fundación Mijaíl Martínez establece entre sus misiones “recabar y organizar de forma íntegra, el legado poético, musical, audiovisual, cultural y literario” del artista fallecido a temprana edad. Además, fomentar proyectos culturales y sociales que reivindiquen el derecho a la vida, la justicia y la libertad.

[Tomado de http://elimpulso.com/articulo/la-poesia-se-llama-mijail-martinez. Para más información sobre Mijail Martínez, su asesinato y la impunidad cómplice que rodea el caso, ver http://periodicoellibertario.blogspot.com/search/label/Mija%C3%ADl%20Mart%C3%ADnez.]

Opinión: El gobierno de la destrucción ahora contra el IVIC





























Luis Fuenmayor

Comenzó la fase final de ruina del Instituto Venezolano de Investigaciones Científicas. Hace varios años, se habían generado cambios que apuntaban a su conversión en un instituto mediocre; hoy la Asamblea Nacional legisla su desaparición. Es un camino similar al instrumentado en las universidades, que minusvalora la actividad académica para dar paso al proselitismo y los controles ideológicos y políticos, que significan la muerte de las instituciones productoras de conocimientos. Inician con una “democratización” y dañando los sistemas de carrera académica y de dirección institucional. El “todos somos iguales” social se traslada mecánicamente al mundo del conocimiento, donde todos no somos iguales, pues hay quienes saben y quienes no tienen esta cualidad, la cual no puede ser infundida a través de trasnochados discursos presidenciales, sino que requiere de toda una vida de estudio, dedicación y trabajo intenso.

Se cambiará la ley, el objeto del instituto y su nombre, para adaptarlos al nuevo discurso, y se perseguirá al conocimiento científico y tecnológico y a quienes estén preparados para su búsqueda exitosa. Con la demagogia de abrir los laboratorios al pueblo, terminarán cerrándolos, con lo que se perderá un trabajo constante de más de medio siglo y la estructura base de una de las mejores formaciones de postgrado del país, no sólo en ciencias básicas, cuyo cultivo es imprescindible para poder desarrollar el resto de las disciplinas, sino en investigación orientada y aplicada a nuestras necesidades, a los requerimientos regionales e incluso, como tiene que ser, a los universales. Se destruirá una de las reservas para reimpulsar la actividad científica venezolana en el futuro, cuando la lucidez, la inteligencia y el patriotismo, sustituyan la irracionalidad, la ignorancia y el fanatismo pseudorrevolucionario de hoy.

De nuevo el cuento de la ciencia “aristocrática” de frustrados y resentidos por su fracaso académico. Esconden que esa ciencia nos ha dado los antibióticos para las infecciones, los antiparasitarios para las infestaciones con áscaris, necátor, estrongiloides y oxiuros, tan abundantes en Venezuela; las drogas para el paludismo, que este año alcanzará los 400 mil casos en el país; los antivirales contra el SIDA, el herpes, la influenza y en el futuro el ébola. Es la ciencia “aristocrática” de Convit en su laboratorio, la de Einstein, la que erradicó la viruela, la de todas las vacunas, la que enfrenta el cáncer, las leucemias, el párquinson, las alergias y las enfermedades mentales. La ciencia y tecnología de televisores, celulares, computadoras, automotores, viajes espaciales, energía atómica, telecomunicaciones, Internet; la de la ingeniería genética, las energías limpias, plásticos, fertilizantes, telescopios y grandes construcciones.

¿Podrán los científicos chavecistas de la UCV, ULA, LUZ y otros centros, hacerles entender a sus diputados el exabrupto que están cometiendo?


lunes, 24 de noviembre de 2014

Opinión: Ayotzinapa

Rubén Blades

No puedo permitirme callar en el asunto de Ayotzinapa. Después de lo sucedido, nada debe volver a ser como antes. La humanidad no puede seguir alimentando el silencio que contribuye a soslayar y olvidar estas tragedias. Ese invisible muro de silencio que con tanta frecuencia se va construyendo después de la denuncia inicial de un hecho abominable. Ese silencio que funciona, lamentablemente, como reemplazo de la verdad.

Al escapar del silencio, lo de Ayotzinapa se le escapó también al propio Estado mexicano. Este hecho local se ha transformado en un asunto de interés universal, desde que se evidenció la increíble complicidad entre servidores públicos y delincuentes. Hoy, por el efecto de las redes sociales, el mundo entero conoce de lo ocurrido en Ayotzinapa. En todo el orbe se habla de lo ocurrido con los 43 estudiantes, y el mundo exige justicia.

Pero quizás no hemos comprendido aun la verdadera dimensión del hecho. Las desapariciones de personas en América Latina no son eventos raros. Baste mencionar Ciudad Juárez en México y se evocan los cientos de mujeres cuyo paradero aun se desconoce. A lo largo de muchas décadas nuestro afligido continente, desde Centro hasta Sur América, ha sufrido la desaparición de miles de personas secuestradas y jamás encontradas, ya fuera por motivos políticos o por actos delincuenciales. Pero las recientes desapariciones en Ayotzinapa, aunque semejantes en su condición de víctimas a las producidas en Latinoamérica, agregan una característica especial a la tragedia.

La historia de abusos a los derechos humanos en la mayor parte de América Latina fueron resultado de la acción de dictaduras militares. En el caso de Ayotzinapa, de confirmarse la tesis hasta ahora manejada en los medios, los 43 ciudadanos fueron secuestrados y hechos desaparecer bajo un Estado de Derecho. Esta diferencia es importantísima y nos obliga al análisis de esta amarga lección desde la perspectiva de un contexto mas amplio.

Maracay - Convocatoria sábado 29 de noviembre: Caminata Activista contra la Violencia hacia la Mujer























Casa de la Mujer Juana Ramirez La Avanzadora

Como parte de la campaña de este año del "25 DE NOVIEMBRE DIA INTERNACIONAL DE LA NO VIOLENCIA CONTRA LA MUJER", "16 DÍAS DE ACTIVISMO" estamos convocando para una caminata este sábado 29 a las 9 am desde nuestra sede (Casa de la Mujer Juana Ramirez "La Avanzadora") hasta el parque del ejército (Las Ballenas).

Durante el recorrido estaremos repartiendo materiales divulgativos.

Hemos acordado según la posibilidad de cada quien llevar franela o camisa blanca y un paraguas al cual le colocaremos consignas alusivas a la fecha.

¡Acompáñanos!

Lugar de partida Casa de la Mujer Juana Ramirez "La Avanzadora". Calle López Aveledo norte N° 11, Maracay

¿Por qué "16 días de activismo contra la violencia hacia las mujeres"?

El 25 de noviembre fué declarado día Internacional contra la Violencia hacia la mujer en el Ier Encuentro Feminista de Latinoamérica y del Caribe celebrado en Bogotá (Colombia) en julio de 1981.

En este encuentro las mujeres denunciaron la violencia de género a nivel doméstico y la violación y el acoso sexual a nivel de estados incluyendo la tortura y los abusos sufridos por prisioneras políticas.

Se eligió el 25 de noviembre para conmemorar el violento asesinato de las hermanas Mirabal (Patria, Minerva y Maria Teresa), tres activistas políticas asesinadas el 25 de noviembre de 1960 en manos por la policía secreta del dictador Rafael Trujillo en la República Dominicana.

Sus cadáveres destrozados aparecieron en el fondo de un precipio. Para el movimiento popular y feminista de República Dominicana históricamente estas mujeres han simbolizado la lucha y la resistencia.

- En 1999, la ONU dio caracter oficial a esta fecha
- El 25 de noviembre... conmemoración de la muerte de las hermanas Mirabal.
- El 29 de noviembre - Desde el Parlamento Europeo la diputada Emma Bonino propone convocar en esta fecha un Día Internacional de Lucha contra la Mutilación Genital Femenina. Más información
- El 1 de diciembre Día Internacional de Lucha contra el Sida
- El 6 de diciembre marca el aniversario de la Masacre de Montreal, cuando un hombre disparó a 14 universitarias por ser feministas.
- El 10 de diciembre es la fecha en la que se conmemora la firma en 1948 de la Declaración Universal de Derechos Humanos.
- Con tales fechas, el Centro de Liderazgo Global de las Mujeres, CGWL inició hace diez años la campaña internacional "16 días de activismo contra la violencia hacia las mujeres"


Colombia: Trailer 4 Ríos


4 Ríos es un proyecto transmedial cuyo objetivo es el de narrar historias 
alrededor del conflicto armado en Colombia. 
Nuestra primera historia basada en los hechos ocurridos en la masacre del Naya estará disponible en www.4rios.co a partir de la primera semana de Diciembre. https://www.facebook.com/cu4trorios
4 Ríos es otra forma de ver el conflicto armado en Colombia, 
solicita más información en info@4rios.co

Valencia: Detenidos por la GNB trabajadores de Canteras Cura


Prensa C-cura 

Esta mañana, 24.11.14, fueron detenidos los compañeros Noel Meléndez, secretario general del sindicato de la empresa Canteras Cura, y el trabajador Genis Carrillo. Como se sabe, desde hace 3 semanas los trabajadores de esta empresa estatal vienen realizando una huelga de brazos caídos como forma de protesta debido a una serie de irregularidades ocurridas en la misma. La pasada semana, los trabajadores encabezados por su sindicato, tomaron el control del portón impidiendo el ingreso a la empresa, ante el silencio de las autoridades y la gerencia a sus solicitudes. Esta mañana a primera hora, los trabajadores de Canteras Cura sufrieron la arremetida de la Guardia Nacional Bolivariana, siendo detenidos los compañeros ya mencionados. 

Esta medida represiva obedece al rol patronal que juegan los órganos represivos del Estado. La GNB se sigue colocando del lado de los patronos privados o, como en este caso, a favor de la burocracia que dirige Canteras Cura que es una empresa estatal. A las 5 am un piquete de la GNB irrumpió a las puertas de la fábrica donde pacíficamente estaban los trabajadores concentrados. Acto seguido detienen por la fuerza a los camaradas Meléndez y Carrillo, llevándose también una camioneta propiedad de los trabajadores. La última información es que los compañeros luchadores están detenidos en el Comando Rural de la GNB de La Cabrera, a los mismos les decomisaron sus celulares y los mantienen incomunicados. 

Llamamos a todos los trabajadores y dirigentes sindicales del estado Carabobo a movilizarse hasta La Cabrera a exigir la inmediata libertad de los compañeros. 

¡Libertad inmediata para los trabajadores de Canteras Cura detenidos! ¡No a la criminalización de la protesta!

Con la iglesia hemos topado - Comics


Andrés Diplotti



















































































[Viñetas extraídas de www.lapulgasnob.com.]



Militares y corporativismo


Rafael Uzcátegui

En el pasado seminario “Unión cívico-militar o militarización del país”, realizado el lunes 10 de noviembre en la Sala E de la UCV, y donde tuvimos la oportunidad de participar, nos quedó dando vueltas la frase dicha por Rocío San Miguel, directora de la ONG “Control Ciudadano”, citamos apelando a nuestra memoria: “Quienes señalan la posibilidad de un golpe de Estado olvidan el corporativismo propio de las Fuerzas Armadas. ¿Para qué dar un golpe de Estado si ya los militares como institución están gobernando?”.

El corporativismo, como concepto, remite a un sistema de organización o pensamiento, económico y político, que considera a la comunidad como un “cuerpo” sobre la base de la solidaridad social orgánica, la distinción funcional y los roles entre los individuos. Cuando escuchamos decir que los militares responden “con espíritu de cuerpo” es que a pesar de sus diferencias internas han desarrollado un sentido tal de pertenencia que un ataque contra uno de sus miembros es percibido como una amenaza al conjunto, por lo que el colectivo completo estaría convocado a responder en aras de su autopreservación.

Lo anterior tiene relación con una discusión histórica sobre las diferentes valoraciones realizadas sobre las Fuerzas Armadas como institución. Para buena parte de los marxistas las relaciones de clase se reproducen a lo interno del ejército, lo que generaría antagonismos entre la tropa y sus mandos similares a los que ubican entre el proletariado y los dueños de los medios de producción. De allí la calificación, habitual en América Latina, de los soldados como “obreros del fusil” y las diferentes estrategias para influenciar a los rangos bajos y medios a un proyecto “revolucionario”. Desde una perspectiva libertaria la mirada es diferente. Teniendo en cuenta el espíritu corporativo de los uniformados, la reiteración de una ideología, ritos, valores y símbolos devienen en que los militares se conviertan en una clase en sí mismos, por lo que hay mucha más probabilidad que un soldado raso se solidarice con los mandos de su batallón que con los vecinos de su barrio.

En este orden de ideas la defensa corporativa que realizan las Fuerzas Armadas sobre sus integrantes haría imposible, por citar ejemplos del pasado, la sanción a los responsables intelectuales y materiales de las masacres de El Amparo, Yumare, Cantaura y el Caracazo; explicaría la falta de sanciones a los militares golpistas del 2002; reiteraría las afirmaciones de las ONGs históricas acerca que los tribunales militares son un mecanismo de impunidad en caso de violaciones a los derechos humanos que involucran a funcionarios. También, condenaría a la soledad a los civiles que esperan que los militares atiendan a sus llamados de ponerse de espaldas a sus compañeros de armas.

Afortunadamente el foro ucevista puso las cosas en su sitio, y recordó que somos los civiles, y no los militares, quienes de manera democrática y humanista debemos consensuar un proyecto de país con libertas y justicia social para todos.

domingo, 23 de noviembre de 2014

O Inimigo do Rei, el grito irreverente y osado de la anarquía


Júlio Zacouteguy

Vamos a vivir
sin violencia
sin Gobierno
sin partido
sin Iglesias
sin prejuicios
sin policía [1]

El periódico brasileño O Inimigo do Rei (el enemigo del rey) surgió en 1977 y, a pesar de toda suerte de problemas y desafíos, se mantuvo hasta 1988. Fueron once años, bajo una dictadura militar, de divulgación de las ideas y propuestas anarquistas, contemplando todos los campos de actuación e interés de los grupos e individuos que lo componían.

Si no tuviera otra importancia, esa ya lo situaría entre las acciones más trascendentes llevadas a cabo por los anarquistas en Brasil. Pero representó mucho más que eso. Fue responsable de aglutinar a los grupos anarquistas diseminados por todo el país, de igual forma que influyó en la creación de nuevos grupos. Además, proporcionó a esos mismos grupos la oportunidad de experimentar en la práctica propuestas tan queridas para el anarquismo como la libre asociación, el federalismo, la libertad de expresión, la autogestión y la no distinción entre el trabajo intelectual y el manual[2].

Antes de referir y analizar la experiencia de O Inimigo do Rei, nos parece interesante y necesario presentar una pequeña y rápida síntesis acerca de la historia del movimiento anarquista en Brasil, y contextualizar la realidad brasileña en la que surgió el periódico[3].

Un poco de lucha social en Brasil

Cuando llegaron los portugueses a Brasil, a finales del siglo XV y principios del XVI, se encontraron con los pueblos indígenas que habitaban el territorio brasileño. Al intentar domesticarlos, inicialmente para utilizarlos en la extracción del palo brasil y después en la agricultura y otras tareas, comenzó el gran genocidio que acabó con la vida de millares de personas[4]. Con el desarrollo del cultivo de la caña de azúcar, a mediados del siglo XVI, se agravó la falta de mano de obra. La solución encontrada por los dueños de los ingenios azucareros fue la importación de negros africanos para trabajar como esclavos en Brasil. Eso aumentó aún más su lucro pues, además del obtenido con la venta del azúcar, los colonizadores lo multiplicaban a través del tráfico de esclavos, atendiendo a la demanda de sus congéneres.

La reacción y la resistencia a esa explotación no tardaron en aparecer. Los indígenas, no aceptando la jerarquía y el trabajo agotador, reaccionaron luchando y huyendo a zonas remotas. Los esclavos africanos huían a los “quilombos”, lugares escondidos y protegidos, creados por ellos mismos, donde vivían de acuerdo con su cultura original[5].

En la segunda mitad del siglo XIX, las crecientes dificultades del tráfico de esclavos y la necesidad de mano de obra en la recolección del café, nuevo monocultivo que enriqueció a la aristocracia rural, junto con la disponibilidad de tierras en el sur del país, propiciaron la llegada de emigrantes europeos, lo que conllevará un fuerte impacto en la cultura y en las luchas sociales en Brasil. Son alemanes, italianos, polacos, austriacos, españoles y rusos, entre otros, sumando más de tres millones y medio de personas que entraron en el país entre 1890 y 1930. Gran parte de ellos trabajó en el cultivo del café o como pequeños propietarios rurales, y un gran contingente se vinculó a la incipiente industria brasileña, contribuyendo a la urbanización de varias ciudades.

En esa época se registran las primeras trazas del movimiento anarquista organizado, implicado en las luchas sociales que se desencadenaron en el país. Cabe destacar al investigador y escritor Edgar Rodrígues, anarquista nacido en Portugal, que vivió en Brasil la mayor parte de su vida. Él fue el responsable de la conservación de gran parte de la historia de las luchas entabladas por los trabajadores del Brasil, en particular de la presencia anarquista en esas luchas[6].

Por un lado, tenemos la Colonia Cecilia[7], experiencia comunitaria anarquista en la zona rural de Brasil, y por otro la lucha de los trabajadores urbanos para resistir la explotación de los empresarios capitalistas, que dio sus primeros pasos a través de la creación de sociedades, uniones, sindicatos y federaciones obreras, cuyas principales reivindicaciones eran la disminución de la jornada laboral[8], mejores salarios, mejores condiciones de trabajo y supresión de las multas, aplicadas indiscriminadamente. Los anarquistas desarrollarán, en ese medio, una intensa actividad de concienciación y propaganda de sus propuestas de emancipación social, solidaridad y acción directa.

Los medios empleados ampliaron y sobrepasaron los límites de las organizaciones de clase. Se crearon centros de estudios, grupos de teatro, escuelas para los trabajadores y sus hijos[9], se organizaron excursiones al campo[10]. En muchas ocasiones, la lucha contra el servicio militar obligatorio, contra la guerra y los ejércitos, estaba presente en los detalles y acciones del movimiento obrero. Paralelamente a todas estas acciones, destaca la inmensa cantidad de periódicos, panfletos y folletos creados y confeccionados por anarquistas, con mayor o menor duración. El ideario anarquista es debatido y difundido entre la clase obrera a través de esos canales de comunicación y divulgación. Al mismo tiempo, en las páginas de esas publicaciones es donde el trabajador brasileño conoció a autores como Kropotkin, Bakunin, Proudhon o Malatesta, aparte de tener en ellas una ventana abierta al mundo, pues la relación con organizaciones de varios países, la solidaridad internacional, siempre fue característica identificativa del movimiento anarquista. Periódicos como A Terra Livre, La Bataglia, Ação Direta, A Luta, A Plebe, A Voz do Trabalhador[11], Remodelações, O Protesto, Dealbar, son ejemplos de ello.

Toda esa riqueza e intensa actividad del movimiento anarquista, a partir de finales del siglo XIX, se desarrolló en periodos en que se sucedieron regímenes de excepción como estados de sitio y dictaduras, intercalados por breves y supuestos periodos democráticos. En ambas situaciones, las persecuciones a los movimientos sociales, en particular al movimiento obrero de tendencia anarquista, llegaron al extremo. Cárcel, deportación, confinamiento en campos de concentración y muerte, fueron prácticas comunes de los gobiernos brasileños.

A mediados de la década del 20 del pasado siglo, durante el gobierno de Artur Bernardes, tuvo lugar un episodio poco conocido de la historia brasileña, que retrata muy bien el poder contra el que luchaban los anarquistas: la creación del campo de concentración de Clevelândia. En el extremo norte del país, esta “colonia penal” (eufemismo para campo de concentración) recibió centenares de prisioneros, la mayoría militantes anarquistas del movimiento obrero. Según Edgar Rodrigues[12], allí estuvieron presos más de 1.500 trabajadores. Muy pocos sobrevivieron. Ya en la década de los 30, la dictadura de Vargas, conocida como el periodo del Estado Novo (1930-1945), que destruyó la libertad sindical, estuvo alineada muy cerca del nazi-fascismo europeo, utilizando sus métodos de control social.

Tras un periodo “democrático”, se impuso una nueva dictadura en Brasil. Fue la baza de los militares que, entre 1964 y 1985, gobernaron con mano de hierro al pueblo brasileño, apoyados por el gobierno norteamericano. Si en un primer momento hubo alguna duda sobre los objetivos del gobierno militar, a partir de 1968, con la publicación del AI 5[13], la dictadura mostró su verdadero rostro, instalando en el país una estructura de poder basada en la tortura, la persecución política, la miseria salarial y la vanidad, que recordaba al nazismo alemán con lemas como “¡Brasil por encima de todo!” o “Brasil, ¡ámelo o váyase!” A comienzos de 1974 se nombra un nuevo presidente militar que promueve la llamada apertura lenta y gradual, con el objetivo de democratizar el país, pero con los límites establecidos por los dueños el poder. En ese periodo se reorganizan las fuerzas políticas de oposición al régimen y los movimientos sociales. Las manifestaciones estudiantiles vuelven a las calles, los trabajadores hacen huelgas y discuten su organización, los intelectuales tienen más libertad para divulgar sus ideas y pensamientos. Circulan por el país periódicos ligados a diversos grupos de oposición al régimen militar, a pesar de la censura gubernativa y las amenazas proferidas por grupos paramilitares. En ese ambiente surge O Inimigo do Rei.

Por fin un periódico antimonárquico y anarquista

Como vimos, el movimiento anarquista en Brasil tuvo su mayor auge en el periodo comprendido entre finales del siglo XIX y el final de la década de los años 20 del siglo pasado. Aunque no sea objeto de este artículo, algunas razones de su disminución pueden estar asociadas a la persecución, expulsión y muerte de muchos de sus militantes, junto a los destellos de la Revolución rusa que, por un breve momento, representó la tan soñada conquista de la libertad por los trabajadores. En Brasil, influyó en que surgiera el Partido Comunista[14] y todas sus tácticas autoritarias. Con la subida al poder de Getulio Vargas (1930-1945), las organizaciones de los trabajadores fueron totalmente supeditadas al Estado. Los “líderes” sindicales estaban más interesados en conseguir puestos en la estructura burocrática-estatal que en luchar por la justicia social.

Mientras tanto, las ideas ni morían ni desaparecían. En diferentes puntos del país, los anarquistas se reorganizaban para actuar en pequeños grupos, en los que desarrollaban sus actividades a través de los centros culturales, periódicos, grupos estudiantiles y acciones puntuales en las luchas de los trabajadores.

Como ejemplo, podemos citar el Centro de Cultura Social de São Paulo (CCS-SP), que fue uno de los grandes bastiones de la resistencia y la preservación de las ideas anarquistas, sirviendo de referencia a los militantes brasileños y al movimiento anarquista internacional. El CCS-SP organizó innumerables conferencias y encuentros, además de apoyar actividades culturales, entre las que destacó el teatro, tradicional campo de actuación del movimiento anarquista brasileño. En Rio de Janeiro, podemos citar el Centro de Estudios José Oiticica (CEJO), donde se desarrollaron varios grupos de estudio, cursos y conferencias, abordando siempre temáticas bajo la óptica anarquista. Muchos jóvenes tuvieron una referencia y un ejemplo a seguir en las actividades del CEJO y en la conducta de sus militantes. En Rio Grande do Sul, Estado meridional de Brasil, fronterizo con Argentina y Uruguay, donde históricamente el anarquismo fue muy fuerte, tal vez uno de los Estados fuera del eje Rio-São Paulo donde las ideas ácratas más se desarrollaron, el movimiento libertario contó con la colaboración de militantes anarquistas españoles que llegaron allí como exiliados tras la Segunda Guerra Mundial. Eran anarquistas que habían participado activamente en la Revolución española y que se reorganizaron en Porto Alegre, donde tuvieron gran protagonismo en la Sociedad Española de Socorros Mutuos, de carácter antifascista en contraposición a la Casa de España, simpatizante de Franco. Entre los militantes destacaron Juan Puig Elías, José Augusto Guardia con su compañera Mercedes y, también, Rafael Fernández que, con su bicicleta de afilador, recorría las calles de Porto Alegre distribuyendo propaganda anarquista; todos ellos y otros más incentivaron e influyeron en los nuevos simpatizantes y militantes anarquistas.

El llamado Movimiento Estudiantil (ME), identificado por las acciones organizadas por los estudiantes tanto de enseñanza media como universitaria, merece mención aparte. Durante el periodo de la dictadura militar brasileña (1964-1985), entre los estudiantes fue donde surgió la más explícita resistencia contra el régimen. En el ME se encontraban prácticamente todas las tendencias político-ideológicas que combatían el gobierno militar. Desde las juventudes católicas y la burguesía liberal, pasando por los maoístas, trotskistas, estalinistas, hasta los anarquistas, el ME actuaba directamente contra las fuerzas del régimen dictatorial. Una reunión de fuerzas tan heterogéneas llevaba en su seno la contradicción y el enfrentamiento ideológico, que se manifestaba en las propuestas de acción y organización del movimiento. Por un lado, estaba la creación de un “aparato” en las entidades estudiantiles (versión estudiantil de la vieja máxima marxista de la toma del poder) para dirigir las acciones, por otro lado, la lucha permanente para que el movimiento no se burocratizase y por su autogestión a través de las asambleas.

En ese caldo de cultivo, en la Universidad Federal de Bahia (al nordeste del país), estudiantes y profesores organizaron en 1977 el grupo que dio origen al periódico O Inimigo do Rei. Para el nombre existen varias versiones: según Edgar Rodrigues[15], es una “sátira del presidente, general Geisel, que se comportaba como un monarca”, según otras fuentes el nombre simboliza la lucha contra el poder absoluto.

En un primer momento, se marcó como objetivo inmediato combatir el autoritarismo de los grupos políticos marxistas que dominaban el ME. Luchaban también para garantizar espacio a las nuevas propuestas de autoorganización de las luchas y la discusión de nuevos temas, muchos de ellos considerados tabú por los líderes de las diferentes facciones marxistas, como la homosexualidad y las drogas.

En el primer número, a pesar de que no se define explícitamente como anarquista, O Inimigo do Rei propone la creación de una Federación Libre de Estudiantes, que debería garantizar la autogestión de las luchas del movimiento estudiantil. Inmediatamente, la noticia de que había salido un periódico hablando de federalismo, autogestión y antiautoritarismo, despertó la curiosidad y la esperanza de los grupos anarquistas repartidos por Brasil, lo que inició la aproximación entre ellos.

En las siguientes ediciones, O Inimigo do Rei fue consolidando su carácter antiautoritario y definiendo su postura libertaria. Temas relacionados con la realidad brasileña de la época eran situados codo con codo con otros tradicionalmente abordados por el movimiento anarquista, como el socialismo libertario versus el socialismo autoritario. Pero, lo que identificaba y hacía único a O Inimigo do Rei eran sus propuestas y presentaciones de temas, distintos de los que trataban los demás periódicos de la llamada prensa alternativa[16], en su mayoría marxista de todos los matices, abordados de forma irónica, sarcástica e irreverente, pero al mismo tiempo profunda, contundente y radical. En pleno periodo dictatorial militar, denunciaba no solo esa, sino también todas las formas de dictadura, incluyendo las preconizadas por los grupos marxistas que luchaban contra la dictadura militar. Además, trataba abiertamente temas presentes en la realidad cotidiana brasileña: racismo, minorías, así como homosexualidad y drogas, de una manera natural, alegre e irónica; temas que eran evitados, ignorados y, en algunos casos, prohibidos por las demás fuerzas de la izquierda.

Otra característica que hacía a O Inimigo do Rei distinto de las demás publicaciones era la vivencia práctica de la teoría que divulgaba y profesaba. Desapareció la diferencia entre el intelectual y el trabajador, entre el redactor y el vendedor y difusor del periódico. Quien escribía, necesariamente tenía que vender el periódico. A pesar de existir un grupo editor, apenas era responsable de la organización y la impresión de cada número, no interfiriendo en la selección del material publicado. En los primeros números asumió esa función el grupo de Bahia, pero después también para abaratar costes, cada edición era responsabilidad de uno de los grupos que hacían y mantenían O Inimigo. Hay que recordar que Brasil es un país de enormes dimensiones. Las distancias son grandes y, en la época, las comunicaciones eran bastante precarias. Sin Internet o fax, el teléfono era de uso restringido. Una edición hecha en Rio Grande do Sul recorría 1.100 kilómetros para llegar a São Paulo, 2.000 a Brasilia, 3.100 a Salvador, 3.800 a Belém, todo eso por vía terrestre, pues el transporte aéreo era económicamente inviable.

Esa situación proporcionó dos grandes enseñanzas, comprobando las convicciones de los grupos responsables de O Inimigo: la viabilidad de la autogestión y la no dependencia de los especialistas, señores del saber. En relación a la primera, el periódico era mantenido económicamente mediante la venta de sus ejemplares por parte de los grupos que participaban en su elaboración, tomando las decisiones esos mismos grupos. Cualquier alteración implicaba a todos, lo que quería decir asumir responsabilidades y respetar acuerdos. Con relación a la segunda, se dio un proceso permanente de descubrimiento y aprendizaje. En las primeras ediciones, el periódico dependía del conocimiento de algunos militantes periodistas, que eran los responsables de la parte técnica. Al pasar el tiempo, otros militantes que nunca habían participado en la confección de un periódico -o no tenían la menor idea de lo que era una prueba, un fotolito o unos ferros- se convirtieron en verdaderos periodistas, y utilizarían esa experiencia en acciones futuras.

El final de la década de los 70 y los 80, fueron años de grandes agitaciones sindicales y estudiantiles en Brasil. Las fuerzas políticas y sociales se reorganizaron y actuaron en la realidad brasileña. Entre los anarquistas no era diferente, y O Inimigo do Rei era uno de los canales de manifestación de sus propuestas, tal vez el de mayor alcance. Sus páginas estaban abiertas para que se manifestaran las diferentes corrientes, entre ellas el anarcosindicalismo, con artículos sobre las acciones de los grupos que luchaban por la reconstrucción de la COB (Confederación Obrera Brasileña), organización creada a comienzos del siglo XX por los trabajadores brasileños, y que tuvo una gran influencia en las luchas sociales de la época. Grupos comunistas libertarios y anarco-individualistas también participaron en el periódico, posibilitando la convivencia de un amplio espectro de corrientes y de ideas libertarias.

Incluso teniendo discrepancias y debates, a veces bastante reñidos, sobre cómo actuar en la realidad brasileña de aquel momento, O Inimigo do Rei representó, en la práctica, la síntesis y la expresión de las ideas anarquistas de los grupos y las personas que lo apoyaban. Aunque no se produjo un debate formal, organizado específicamente sobre el tema, esos grupos e individuos comprendían su importancia para el movimiento anarquista, y luchaban por su preservación. Conservaban su independencia y autonomía, actuando de acuerdo con sus convicciones y teniendo en cuenta la realidad de cada localidad, pero contribuyendo en la construcción de relaciones armoniosas entre los grupos, conciliando sus diversas visiones y sus distintos intereses. El ejemplo fructificó y sensibilizó a otros grupos repartidos por Brasil. Tras los primeros números, en los que participaron los grupos de Salvador, Rio de Janeiro, São Paulo y Porto Alegre, la red de O Inimigo contó con la participación de grupos de Florianópolis, Brasilia, Curitiba, Guayana, Belém y João Pessoa, cubriendo las cinco regiones geográficas del país.

Después del cierre

Como ya dijimos, O Inimigo existió y resistió hasta 1988, totalizando 22 ediciones en 11 años. Podemos apuntar varias causas para su desaparición, aunque nunca hubo mucho interés en analizarlas en profundidad por sus colaboradores. Aparentemente, “murió de muerte natural”, cumpliendo con su misión durante cierto tiempo, sirviendo a las intenciones de los grupos que actuaban en una determinada realidad.

En concreto, es posible certificar que cambiaron algunos elementos de la realidad, así como los grupos e individuos que daban vida a O Inimigo. Los intereses de los grupos e individuos, antiguos o nuevos, cambian en función de la realidad en la que viven. Ensayan medios alternativos que, a su entender, pueden responder más adecuadamente a los desafíos de la lucha social y de su organización.

Hubo tentativas de reeditar O Inimigo, pero el gran desarrollo tecnológico de las comunicaciones, principalmente Internet y las redes de comunicación, hizo inviable el proyecto. La agilidad, rapidez, facilidad y bajo coste de esos canales son muy tentadores en un mundo ávido de información y de acción. Sea como fuere, O Inimigo do Rei fue un hito en el movimiento anarquista brasileño, y continúa siendo fuente de inspiración para aquellos que sueñan, luchan y dicen SÍ a

AUTOGESTIÓN GENERALIZADA
LIBERTAD SEXUAL
PLURALISMO SINDICAL
DERECHOS DE LAS MINORÍAS
HUELGA GENERAL EXPROPIADORA
COLECTIVISMO AGRARIO
DESOBEDIENCIA CIVIL
SORBETE DE MANGABA
FEDERALISMO
ACCIÓN DIRECTA
ANTIMILITARISMO
DERECHO A NO VOTAR[17].

Notas

1.- O Inimigo do Rei 22, marzo-abril 1988.

2.- Cf. Carlos Baqueiro y Eliene Nunes, O Inimigo do Rei – imprimendo utopias anarquistas, Achiamé, Rio de Janeiro 2007; Gustavo Simões, “Por una militancia divertida. O Inimigo do Rei, um jornal anarquista”: Verve 11, 2007.

3.- Cf. Allyson B. Viana, Tempo, memoria e cultura política libertária: algumas observações sobre construções da história do anarquismo no Brasil, ANPUH, São Paulo 2011.

4.- Según diversos historiadores, en 1500 existían cerca de 1.400 pueblos, sumando aproximadamente cinco millones de indígenas. Hoy en día las estadísticas apuntan a la existencia de poco más de 700.000 indígenas.

5.- El Quilombo de los Palmares fue el más poderoso ejemplo de resistencia de los negros contra la esclavitud. Fundado en Alagoas, en el nordeste brasileño, refugió a más de 6.000 personas, que se organizaron para vivir libremente.

6.- Edgar Rodrigues es el pseudónimo por el que fue conocido Antônio Francisco Correia (Angeiras, 12 marzo 1921 – Rio de Janeiro, 14 mayo 2009), historiador, archivero y escritor nacido en Portugal y radicado en Brasil desde 1951, año en que dejó su país natal escapando a la persecución de la dictadura de Salazar. De su voluminosa obra destacamos Socialismo e sindicalismo no Brasil 1675-1913, Laemmert, Rio de Janeiro 1969.

7.- La colonia Cecilia, ideada por anarquistas, entre ellos Giovanni Rossi, fue fundada en el Estado de Paraná, sur del Brasil, en 1890. Cf. Giovanni Rossi, Cecilia comunità anarchica sperimentale. Un episodio d’amore nella colonia Cecilia, BFS, Pisa 1993. Resulta ilustrativa la película "La Cecilia" (Jean-Louis Comolli, 1975) y también el documental "Un’utopia di nome Cecilia" (Adriano Zecca, 2008).

8.- A finales del siglo XIX, la jornada laboral en centros urbanos variaba de las nueve a las dieciséis horas.

9.-La Escuela Moderna de Ferrer tuvo una enorme influencia en la formación de los trabajadores brasileños. A comienzos del siglo XX se fundaron innumerables escuelas en Rio de Janeiro, São Paulo y Porto Alegre.

10.- Las jiras o excursiones (“pic-nics”) se convirtieron en formas tradicionales de encuentro entre las familias de los trabajadores, sirviendo también como escenario de debate de temas de lucha social.

11.- Portavoz de la Confederación Obrera Brasileña (COB), central sindical de inspiración anarquista, creada en 1906 en el marco del Primer Congreso Obrero del Brasil.

12.- Edgar Rodrigues, Novos Rumos – pesquisa social 1922-1946, Mundo Livre, Rio de Janeiro 1978.

13.- Los AI (Actos Institucionales) fueron una especie de decretos-ley, promulgados por los gobiernos militares, que establecían normas al margen de la Constitución.

14.- El Partido Comunista Brasileño (PCB) se originó entre ciertos militantes anarquistas que actuaban en la lucha sindical; fue fundado en 1922.

15.- Edgar Rodrigues, Lembranças Incompletas, Opúsculo Libertario, São Paulo 2007.

16.- Prensa alternativa o prensa enana (en contraposición a gran prensa), era el nombre dado a los periódicos que tenían una línea editorial contraria a la dictadura militar. Comprendía periódicos liberales, demócratas, marxistas y O Inimigo do Rei, anarquista. Fueron perseguidos y censurados durante toda la Dictadura.

17.- O Inimigo do Rei 20, julio-agosto 1987.

[Publicado originalmente en Germinal # 10, 2012. Tomado de http://dialnet.unirioja.es/descarga/articulo/4684862.pdf.]

La utopía anarquista


Christian Ferrer

 En los libros de texto de las escuelas anarquistas de principios del siglo XX se les planteaba a los alumnos, típicamente, problemas como el siguiente: “Dado que un obrero confecciona tres sombreros por jornada, siendo remunerado con 1 peseta cada uno, y dado que el patrón de la fábrica los vende a 10 pesetas, ¿cuánto dinero le robó el patrón al obrero?”. Se las llamaba escuelas “racionalistas”, y su creador, el catalán Francesc Ferrer i Guárdia, que fomentaba el librepensamiento, fue puesto frente a un pelotón de fusilamiento en 1909. En sus escuelas no se practicaba la disección en vivo de animales. Se llevaba a los párvulos de excursión para que intimaran, por la calle, en el cielo, bajo una baldosa, con el reino animal. Tampoco se daba mucho calce a las diferencias de rango entre maestros y alumnos. Todos aprendían. Y aprendían que en el mundo del futuro no habría jerarquías, ni prisiones, ni patrones, ni policías, ni políticos, ni dioses, ni ejércitos, ni maridos, ni tan siquiera arreo de ganado hacia las carnicerías. Simple y contundente, aunque inconcebible. En todo caso, su futuro era el revés de nuestra actualidad. Su antípoda.

Cuesta recuperar hoy el asombro que en su día suscitaron lemas anarquistas como “La propiedad es un robo”, de Pierre-Joseph Proudhon, o “La anarquía es la más alta expresión del orden”, del príncipe Piotr Kropotkin, o “La pasión por la destrucción es también una pasión creadora”, de Mijail Bakunin, o la más anónima y generalizada “Ni Dios ni Amo”. Era gente que no pretendía “mejorar” la sociedad sino trastornarla y recomponerla sobre fundamentos desjerarquizados y amistosos. Nada mal, y sin embargo concitaron el pánico de los burgueses y el desdén de los superados y de los que gustan mandar, porque no apelaban a un mañana mejor, como hacen los políticos de todas las épocas, sino a un porvenir otro. En la iconografía ácrata de antaño se destacan las repetidas figuras de obreros hercúleos a punto de descargar un mazazo sobre fábricas humeantes. No es el capitalista –no únicamente– el objeto de la inminente demolición, sino la sociedad industrial entera. Cuando imaginaban el futuro, no era entre cintas de montaje, sino con sol, en escenarios que aunaban bucolismo y sensualidad, como si en Arcadia, o en Edén, en una tierra indolora y fructífera. Es la gloria de los castigados de siempre, un lugar donde ya no se sufre, o donde se pueda sufrir en paz.

Un congreso de la clase obrera que aprueba medidas contra los trabajadores


José Bodas [secretario general de la Federación Unitaria de Trabajadores Petroleros de Venezuela]

Hace pocos días se clausuró el I Congreso de la Clase Obrera. Ese pomposo nombre no refleja realmente el carácter del evento. El acto de cierre del evento convocado por la Central Bolivariana Socialista de los Trabajadores, central sindical gobiernera, fue más desabrido que una chayota, insulso, no había ni una pancarta genuina, hecha a mano, con consignas de lucha, reflejando los distintos conflictos que miles de trabajadores desarrollan en este momento. El acto lo encabezaban el Presidente Maduro y sus ministros, a quienes hacían coro un séquito de ministros y funcionarios, con caras largas, y los mismos burócratas sindicales de siempre, militares a granel, obreros disfrazados de milicianos. Se podían ver muchos claros en las graderías, espacios vacíos que muestran que la clase obrera ya no cree en discursos repetitivos que no dan respuestas a sus necesidades más urgentes. No estaban los trabajadores de Suramericana de Soplados, que luchan por sus puestos trabajo; ni los de la empresa estatal Canteras Cura, que tienen tomada la planta. No había ni un sidorista, los cuales acaban de dar una larga pelea por su contrato colectivo.

La nota discordante la dio el propio presidente Maduro. Saliéndose de sus casillas increpó a un grupo de trabajadores que en medio del evento, se levantó con intenciones de retirarse del Poliedro. Chávez también hizo esos desplantes, pero con la diferencia de que Maduro no tiene ni remotamente el liderazgo que tenía el Presidente fallecido. El discurso de Maduro fue errático, sin ejes claros. En sus inicios dirigió sus ataques a los sectores que dentro del chavismo y del movimiento sindical vienen haciendo críticas al gobierno y al Psuv. Incapaz de utilizar sus propios recursos políticos, tuvo que utilizar un video de Chávez. Anunció una larga lista de leyes y nuevas instancias burocráticas, supuestamente para enfrentar el burocratismo.

Nada se dijo sobre la necesidad de un aumento general de salarios; nada sobre los miles de despidos y suspensiones de empresas, avalados en muchos casos por las Inspectorías del Trabajo. Ni una palabra sobre los contratos sin discutir o a los que se les viola las cláusulas, como es el caso del petrolero. Nada se dijo sobre la inflación y la escasez. Definitivamente fue un acto que no tuvo nada que ver con las necesidades y urgencias de la clase trabajadora.

En un pasaje del evento, Maduro hizo referencia a la necesidad de enfrentar el sectarismo en las filas de la clase obrera. Con esto, lo que quería era justificar la alianza que la burocracia sindical roja, rojita, agrupada en Fentrasep, encabezada por el burócrata Franklin Rondón, antiguo militante de Copei, hiciera con Fedeunep de Antonio Suárez, ligado a AD. Esto también servía para encubrir los acuerdos que por debajo de cuerda ha establecido el gobierno con Manuel Cova para legitimar a la CTV. 

El cierre del congreso se puso en evidencia la total falta de autonomía sindical. El propio presidente Maduro, el principal patrono del país, sometió a votación lo acordado en un evento, que se supone es de la clase obrera. Lo único concreto que acordó el congreso fue el aumento de la gasolina y la constitución de las milicias obreras. Que fueron sometidas a votación con la intención de hacer creer que los trabajadores están de acuerdo con dos medidas que atentan contra sus propios intereses. La verdad es que la mayoría de los trabajadores y el pueblo están en contra del aumento de la gasolina, porque saben que esto tendrá repercusión inmediata en el costo de la vida. Por otra parte, las Milicias son un aparato represivo que puede emplearse para enfrentar cualquier huelga o lucha en las empresas del Estado, su función es perseguir a los luchadores. Unas verdaderas milicias obreras deben ser autónomas del gobierno y dirigidas y controladas por las organizaciones propias de los trabajadores, como los sindicatos.

Lo otro que se aprobó fue convocar el próximo año a un seminario internacional para discutir la crisis del capitalismo, evento que serviría para traer a algunos burócratas sindicales aliados, y montar un gran evento propagandístico para hacer creer que el país marcha el socialismo, mientras se sigue aplicando un ajuste capitalista en toda la línea, en acuerdo con los empresarios agrupados en Fedecámaras y Empreven.

[Tomado de http://web.laclase.info/content/un-congreso-de-la-clase-obrera-que-aprueba-medidas-contra-los-trabajadores/.]

Para la historia del madurismo: Cómo Barbie salvó las "merry christmas" socialistas y bolivarianas de 2014


* A la caza de Barbies a precios socialistas


Agencias

El gobierno socialista de Venezuela ha impulsado la venta masiva de muñecas Barbie justo en temporada navideña. Madres, abuelas y niñas han venido desocupando las estanterías decoradas por las Barbies, a lo largo y ancho de Caracas, cuando se enteraron de que el gobierno ordenó a grandes almacenes y tiendas de cadena a vender la codiciada y escultural muñeca de plástico a precio de ganga durante esta temporada navideña.

Crystal Casanova, por ejemplo, apenas tuvo tiempo de decorar la vitrina del almacén con las relucientes cajas de fondo rosa cuando una horda de mujeres arribó a la tienda donde trabaja. No tuvieron que convencer a nadie de que se llevara la estilizada figura de plástico, de pelo rubio liso y curvas perfectas, pues las clientas directamente las sustraían de las cajas de cartón que vienen con el sello de la compañía estadounidense Mattel.

En cuestión de minutos, las compradoras barrieron con las existencias de Barbies, vendidas al módico precio de 250 bolívares; unos 2.50 dólares de acuerdo con la tasa del mercado negro del dólar. Desde hace varios años, el Gobierno ha impuesto un control de precios para productos de primera necesidad como la leche, los pañales, o los detergentes. La medida ha sido acompañada del anuncio de la pena de cárcel a los minoristas que acumulen bienes y luego los vendan a un precio superior al que las autoridades consideran como margen justo de ganancia. Críticos de estas medidas dicen que estos controles desalientan las importaciones y constituye una de las principales razones de la crónica escasez de productos que padece el país.

Esta política de control de precios ha hecho de la muñeca, una figura a menudo ridiculizada por la izquierda por constituir una herramienta que incentiva el consumismo capitalista, uno de los productos más destacados del Plan Navidades Felices que, según el presidente Nicolás Maduro, tiene el objetivo de evitar que los especuladores arruinen las vacaciones de los venezolanos.

El fallecido presidente Hugo Chávez, mentor de Maduro, criticó "esta estupidez de la Barbie" e hizo un llamado para que Venezuela hiciera sus propias muñecas que hicieran honor a la cultura venezolana. Activistas de derechos de la mujer a menudo critican a la Barbie porque ofrece una imagen poco realista e, incluso, poco saludable del cuerpo femenino. Sin embargo, se trata de una imagen que muchas venezolanas se esfuerzan por lograr en un país líder en reinas de belleza y cirugías plásticas.

Al menos, los precios bajos de la muñeca han alegrado la vida de muchos ahora que se aproxima la Navidad. Andrea Alberto, estudiante de 22 años, logró agarrar del anaquel de un almacén varias muñecas mientras su hija de tres años la miraba con algo de perplejidad. Bajo su brazo tenía la Barbie porrista, con sus pompones de espuma, y que en Estados Unidos cuesta unos 24 dólares.

El año pasado Alberto tuvo que pagar mucho más para poder poner una muñeca de marca bajo su árbol de Navidad. La Barbie más básica cuesta, en condiciones normales, unos 500 bolívares, lo que representa tres días de trabajo para alguien que gana el salario mínimo.Otros modelos más elaborados de la muñeca pueden costar unas siete veces más.

El gobierno ha dicho que los minoristas pueden hacer dinero vendiendo el juguete, aún bajo la política de control de precios. Gremios de empresarios argumentan tienen que vender el producto a pérdida, aunque los minoristas se negaron a comentar sobre el caso específico de las Barbies. El propio gobierno también ha vendido productos que gozan de generosos subsidios durante estas fiestas.

A comienzos de mes, cientos de venezolanos acamparon durante una noche antes de que se abrieran las puertas de una feria del gobierno y tener así un chance de comprar televisores de plasma, computadoras y refrigeradores a precios muy asequibles.

Con las carencias diarias que obligan a los venezolanos a hacer largas filas para comprar leche y otros productos básicos, la cruzada por reducir los precios de las Barbies y la organización de ferias para comprar productos baratos, son bienvenidas por la gente, incluso por quienes han sido críticos de la revolución bolivariana. "Es por su culpa que estamos metidos en este lío", dice Alberto, mientras se ríe con sus amigos en referencia a Chávez. "Pero supongo que tengo que aceptar que esta vez me estoy beneficiando del chavismo".

María González, que vive en uno de las barriadas pobres construidas en las montañas de Caracas, se hizo a dos Barbies vestidas para ir al gimnasio, que en Estados Unidos cuestan $19.5 dólares. Dice que sus nietas y sobrinas nietas aman las muñecas y que nunca había podido darse el lujo de comprar una. "Van a sentir alegría; emoción", dijo. "Sabes cómo son las niñas con los muñecos". Luego se fue a la parte posterior del almacén a ver si podía conseguir otra Barbie más.

* Opinión - ¿Señales de conciliación? El gobierno de Barbie


Arnaldo Esté

 Pasamos muchas pruebas para llegar a la suprema felicidad: de la harina de maíz, del azúcar, del papel, del aceite, de la carne, del pollo, de los repuestos… pero lo que si no estábamos dispuestos a pasar es la privación de Barbie. Pero me entero que el gobierno ha acudido al rescate de la ecológica y ahorrativa Barbie y que la van a vender barato (a $ 2,50) y sin escasez.

Esta muestra de amplitud ideológica me tranquiliza y parece augurar un nuevo período de conciliación con los valores fundamentales del imperio y de la derecha fascista. Puede ser un viento propicio que alienta mi empeño en la búsqueda de coincidencias que puedan abrirle paso al diálogo.

Pero algo me escuece. No sé bien si lo de la bella y rubia muñequita responde en verdad a una apertura ideológica, a la improvisación de un funcionario de estreno o a un nuevo ‘dakaso’ en marcha. La inconsistencia ideológica y los papeles perdidos del gobierno en un berenjenal de conflictos internos nos hacen estar muy maliciosos.

Los economistas, en un acuerdo poco frecuente entre ellos, agregan sus negativas previsiones a ese berenjenal interno. Los precios del petróleo (30% menos) se caen y con ello los dineros para mantener la filantropía política que ha alumbrado la magia y el fetiche. La producción nacional, también en caída, está muy lejos de proveer para una fiesta navideña que tiene que importarse.

Los discursos y las prédicas oficiales tratan, al mismo tiempo, de tapar con radicalismos y verborreas las alas caídas de sus partidarios con un tono de cheer leaders. Es de esperar que menudeen obligándonos a buscar refugio en la música de los CD en las aprisionantes colas.

Así nos acercamos al año nuevo y a las búsquedas electorales. Ahora las veo oscuras, siento un clima pesimista y evasivo. A la charla de amigos y familiares la traspasa el giro de los chismes agoreros que, además de catártico, termina por abonar una mezcla de escepticismo y amargura.

Tienen la palabra los políticos. Las crisis van a converger a una crisis general que bien puede transformar el escepticismo y la amargura en emergencias desesperadas. La crisis general, por si sola, no cambia las cosas. Es cuando los proyectos y las respuestas encuentran acogida. Son los momentos para llenar los vacíos con creaciones.

[Tomado de http://www.ideasdebabel.com/home/?p=39990.]

Desde Cuba, aporte al debate previo al 1er. Congreso para una Federacion Anarquista Centroamericana y Caribeña-FACC


Taller Libertario Alfredo López

* Reflexiones sobre: ¿Qué sentido tiene el anarquismo en nuestra región centroamericana y caribeña? ¿Cuáles son sus posibilidades? ¿Cuáles sus límites y dificultades? Análisis de las dinámicas antiautoritarias en la contestación anticapitalista americana después de 1994.

1.      El siglo XX fue testigo de varias revoluciones de intención anticapitalista, pero incluso las más épicas de éstas derivaron a la creación de nuevos regímenes estatistas opresivos (transdominación). Hace ya 25 años, los pueblos del Este de Europa se sublevaron contra esos regímenes, pero esta vez la rebelión derivó a la re-construcción del capitalismo privatista en esas tierras (nueva transdominación), en variantes agravadas con la entrega masiva de recursos al capital especulativo transnacional y el protagonismo de mafias y nacionalismos genocidas. Un proceso igual de dramático lo podemos observar hoy en los países árabes, donde después de las insurrecciones populares se han instaurado regímenes estatistas burgueses o guerras civiles con la presencia del fundamentalismo religioso en sus formas más extremas.

2.      El pensamiento y el hacer antiautoritario-anticapitalista en general, y socialista-libertario/anarquista específicamente, siempre han sido consustanciales con la alerta sobre el riesgo de tales hechos para una sociedad que busca su liberación. Otros actores que se definen como populares, de izquierda, socialistas o defensores de la causa del trabajo contra el capital, no suelen enfatizar el peligro del estatismo en los procesos revolucionarios.

3.      En los últimos 30 años, y con mayor impacto desde 1994, nuestro Continente ha sido territorio propicio para un amplio protagonismo de los movimientos sociales y la auto-organización popular. Entre los indudables éxitos de quienes les integran, está la internacionalización de los vínculos entre ellos, creando lazos duraderos de contestación planetaria enfilada contra la globalización capitalista en sus diversos aspectos, así como el despegue de cambios políticos en varios países que se posicionan como procesos socialistas o de defensa de intereses populares.

4.      Sin embargo, la profundización de esos procesos suele ir asociada con un cada vez mayor protagonismo de estructuras burocráticas, autoritarias y estatistas; ello adquiere un peso definitorio sobre dichos cambios en cuanto a sus aspectos económicos (alianzas con el capital vernáculo e internacional), ecológicos (mantenimiento del productivismo con base en materias primas, conceptos de desarrollo tecnológico que no toman en cuenta la dramática crisis civilizatoria/ambiental que vivimos) y geopolíticos (alianzas con regímenes “antiimperialistas” abiertamente opresivos), entre muchos otros de igual importancia (¡para la revolución todo es importante!): pueblos originarios, libertad sindical, cooperativas, género, LGBT, pedagogía, policía, municipalidades, autogestión económica, militarismo, poder mediático, etc.

5.      En tal contexto, urge la concientización de la necesidad de cooperación entre quienes defendemos la posibilidad de un futuro y un presente consecuentemente anticapitalista-antiautoritario, independientemente de si se utiliza o no la denominación de “anarquistas”, pues debemos recuperar el pensar y el hacer social desde la horizontalidad, la auto-organización inter-personal y popular, y la crítica a todas las dominaciones “hechas” o “por hacer”.

6.      A este imperativo se suma la necesidad de una valoración del sentido, las dificultades, los límites y posibilidades tanto del anarquismo en sentido estricto, como de la contestación anticapitalista-antiautoritaria en las complejas circunstancias de Nuestra América de hoy.

sábado, 22 de noviembre de 2014

1 millardo de dólares pueden haberle costado a Venezuela los cambios de nombres burocráticos
















Ariana Guevara

Durante 15 años, se han cambiado más de 52 veces las denominaciones de los organismos públicos. En algunos casos, los títulos hacen referencia a nuevas responsabilidades; en otros, se trata de caprichos políticos. De todos modos, los costos de revolver continuamente estas estructuras son elevados. Cada palabra cuenta. Un adjetivo o sustantivo puede darle un giro a la función de un organismo o, simplemente, afianzar una idea política. Desde 1999, cuando Hugo Chávez llegó al poder, el Gobierno ha cambiado al menos 52 veces los títulos de ministerios y otras instituciones públicas. Si se incluyen los parques y algunos estados del país, la cifra supera los 60. Sin duda, a esta revolución le importan los nombres de las cosas.

Así sean pequeños, hay que seguir un proceso. En el caso de los ministerios, por ejemplo, se deben dictar decretos presidenciales —que se publican en Gaceta Oficial— para modificar la denominación y, si es necesario, cambiar la organización de la administración pública. En algunos de ellos, el nuevo nombre implica la adición o eliminación de una competencia; en otros, no. A eso se suman los costos de llevar a la práctica las transformaciones. Mercedes De Freitas, directora ejecutiva de la ONG Transparencia Venezuela —dedicada a la lucha contra la corrupción—, señala que es muy difícil saber a ciencia cierta la inversión y el proceso de selección de empresas, pero enumera los posibles gastos: estudios de comunicaciones —si aplica—, cambios en los logos, papelería, imagen en profundidad para la página web, sellos, rótulos de vehículos y edificios, carnets y cintas para los trabajadores, franelas y gorras.

No todos los organismos con nuevo nombre hacen estas inversiones, pero lo mínimo que se debe transformar es el logo y la papelería. Actualmente —de acuerdo con agencias de publicidad—, la elaboración de un logotema tiene un costo de 12.200 bolívares. También se pueden hacer otras estimaciones de productos que llevan la nueva denominación: la confección de 100 carnets y 100 cintas tiene un valor aproximado de 15.000 bolívares. En 2007, por ejemplo, se agregaron las palabras “Poder Popular” a cada ministerio. Si la inversión se hiciera en este momento, se necesitarían alrededor de 280 millones de bolívares para renovar las identificaciones de 2 millones de empleados públicos.

Sobre los rótulos de los edificios, sólo el diseño tiene un valor de 5.000 bolívares y su elaboración cuesta 1.500 bolívares por cada metro cuadrado. El precio de la instalación depende del tipo de material y del tamaño. Un ministerio que decida renovar en todos los aspectos, incluida la impresión de una valla, puede gastar un mínimo de 170.000 bolívares —a precio de hoy. La cifra aumentará en función de la cantidad de empleados, el tamaño de las piezas y otros aspectos que se consideran en las negociaciones.

Hay quienes han hecho sus propios cálculos. Cuando en el año 2006 se ordenó la modificación del Escudo y la Bandera, Carlos Berrizbeitia —dirigente de Proyecto Venezuela y ahora diputado de la Asamblea Nacional que ha hecho seguimiento a las inversiones gubernamentales— estimó que el gasto sería de 1 millardo de dólares. “Hicimos esta aproximación cuando anunciaron el cambio para billetes, monedas, esculturas y símbolos en instituciones públicas y plazas, además de la papelería. Estos datos no se incluyen en las memorias y cuentas de los organismos”, explica. Un proceso parecido debió haberse hecho cuando, en 1999, se bautizó al país con el nombre de República Bolivariana de Venezuela.

Ahora, ¿cuál es el trasfondo de este empeño semántico? De Freitas señala que los cambios de nombre son típicos de gobiernos autoritarios. Para muestra, el franquismo español y su afán por llenar las calles con sus símbolos. “Esta no es la ocurrencia de un loco, sino una estrategia. Se pretende reforzar la idea de empezar todo de nuevo: lo que estaba antes de este gobierno es prehistoria, algo que no se debe recordar”, arguye. Y le da luz a otra arista: cuando se cambia la denominación de un organismo, es imposible hacer auditoría. Tantas rotaciones, dice, impide darle continuidad a la labor de poner la lupa en las actuaciones del Gobierno. Por eso, el costo de una nueva palabra en la puerta del ministerio es aún mayor.

La República
1999: Se cambió el nombre de República de Venezuela a República Bolivariana de Venezuela, después de la publicación de la nueva Constitución Nacional.

CICPC
2001: Se oficializó la conformación del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (CICPC) que sustituyó a la Dirección Nacional de Investigaciones Penales Cuerpo Técnico de Policía Judicial (CPTJ). Gaceta Oficial 5.551.

Poder Popular
2007: Se agregaron las palabras “Poder Popular” a los nombres de los 27 ministerios. Gaceta Oficial 5.836.

Fuerza Armada
2008: Se sumó la palabra “Bolivariana” al nombre de la Fuerza Armada Nacional. Gaceta Oficial 5.891.

Sebin
2010: Se cambió la denominación de Dirección Nacional de los Servicios de Inteligencia y Prevención (Disip) por Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin). Gaceta Oficial 39.436.

Ministerio de Vivienda
2009: Nació el Ministerio del Poder Popular para las Obras Públicas y Vivienda, que agrupó las competencias de los ministerios de Vivienda y Hábitat, y de Infraestructura. Gaceta Oficial 39.130.

2010: Se volvió a denominar Ministerio del Poder Popular de Vivienda y Hábitat, después de la desaparición del MOPVI. Gaceta Oficial 39.451.

2014: Se modificó el título a Ministerio del Poder Popular para la Vivienda, Hábitat y Ecosocialismo. Asumió las competencias del Ministerio del Ambiente. Gaceta Oficial 40.489.

Ministerio del Ambiente
1999: El Ministerio del Ambiente y los Recursos Naturales Renovables quedó con una palabra menos: empezó a llamarse Ministerio del Ambiente y los Recursos Naturales. Gaceta Oficial 36.775.

2007: Comenzó a denominarse Ministerio del Poder Popular para el Ambiente. Gaceta Oficial 5.836.

2014: Fue eliminado este despacho y sus competencias pasaron al Ministerio del Poder Popular para la Vivienda, Hábitat y Ecosocialismo. Gaceta Oficial 40.489.

Ministerio de Transporte
1999: Se conformó el Ministerio de Infraestructura, por la fusión los ministerios de Transporte y Comunicaciones, y de Desarrollo Urbano. Gaceta Oficial 36.775.

2009: Se eliminó el Ministerio de Infraestructura y sus competencias pasaron al Ministerio del Poder Popular para las Obras Públicas y Vivienda. Gaceta Oficial 39.130.

2010: Renació el Ministerio de Transporte y Comunicaciones –pero ahora con las palabras “Poder Popular”–, después de la eliminación del MOPVI. Gaceta Oficial 39.451.

2011: Surgió el Ministerio del Poder Popular para Transporte Terrestre, después de que se suprimiera el despacho de Transporte y Comunicaciones. Se creó el Ministerio del Poder Popular para Transporte Acuático. Gaceta Oficial 39.791.

2014: Se agregaron dos palabras a la denominación anterior, por lo que ahora se llama Ministerio del Poder Popular para Transporte Terrestre y Obras Públicas. Gaceta Oficial 40.489.

Ministerio del Trabajo
2006: Se sumaron dos palabras al título: comenzó a llamarse Ministerio del Trabajo y Seguridad Social, el mismo nombre que tiene este organismo en Cuba. Gaceta Oficial 38.464.

2014: El nombre se modificó a Ministerio del Poder Popular para el Proceso Social del Trabajo. Gaceta Oficial 40.401.

Ministerio de Salud
1999: Surgió el Ministerio de Salud y Desarrollo Social, que fusionó las competencias de los despachos de Sanidad y Asistencia Social, y de Familia. Gaceta Oficial 36.775.

2005: Comenzó a llamarse Ministerio de Salud. Gaceta Oficial 38.262.

2009: El 3 de marzo empezó a conocerse como Ministerio del Poder Popular para la Salud y Protección Social. Así se estableció en la Gaceta Oficial 39.130. Meses más tarde se llamó Ministerio del Poder Popular para la Salud. Gaceta Oficial 39.202.

Ministerio de Petróleo
2005: Se cambió el nombre de Ministerio de Energía y Minas a Ministerio de Energía y Petróleo. Gaceta Oficial 38.109.

2011: El despacho empezó a asumir los asuntos mineros, por lo que se bautizó como Ministerio del Poder Popular de Petróleo y Minería. Gaceta Oficial 6.058.

Ministerio de Juventud
2011: Fue creado este despacho bajo el nombre de Ministerio del Poder Popular para la Juventud. Gaceta Oficial 39.708.

2014: Se fusionaron los ministerios de Deportes y de Juventud, y se creó el Ministerio del Poder Popular para la Juventud y el Deporte. Gaceta Oficial 40.489.

Ministerio de Agricultura
2002: Se creó el Ministerio de Agricultura y Tierras, una nueva denominación para el Ministerio de Agricultura y Cría, que existía anteriormente pero fue eliminado en 1999. Gaceta Oficial 37.359.

Ministerio de Interior y Justicia
1999: El Ministerio de Relaciones Interiores comenzó a llamarse Ministerio de Interior y Justicia. Gaceta Oficial 36.775.

2007: Se cambió la denominación a Ministerio del Poder Popular para Relaciones Interiores y Justicia. Gaceta Oficial 5.836.

2013: Sin modificaciones en sus competencias, el organismo empezó a nombrarse Ministerio del Poder Popular para Relaciones Interiores, Justicia y Paz. Gaceta Oficial 40.151.

Ministerio de Industrias
1999: El Ministerio de Producción y Comercio fue creado para absorber a los ministerios de Industrias y Comercio, y de Agricultura y Cría. Gaceta Oficial 36.775.

2005: Dejó de existir el Ministerio de Producción y Comercio y se crearon dos despachos: el de Industrias Básicas y Minería, y el de Industrias Ligeras y Comercio. Gaceta Oficial 38.109.

2009: Se eliminó el Ministerio de Industrias Ligeras y Comercio. Las competencias pasaron al Ministerio de Ciencia y Tecnología, que empezó a llamarse Ministerio del Poder Popular para la Ciencia, Tecnología e Industrias Intermedias. Gaceta Oficial 39.130

2011: Se nombró Ministerio del Poder Popular de Industrias, sin las palabras “Básicas y Minería”. Gaceta Oficial 6.058.

Ministerio del Despacho de la Presidencia
2006: El antiguo Ministerio de Secretaría de la Presidencia comenzó a denominarse Ministerio del Despacho de la Presidencia.Gaceta Oficial 38.464.

2012: Se modificó el título a Ministerio del Poder Popular del Despacho de la Presidencia y Seguimiento de la Gestión de Gobierno. Gaceta Oficial 40.048.

Ministerio de Educación
1999: Comenzó a llamarse Ministerio de Educación, Cultura y Deportes. Gaceta Oficial 36.775.

2004: Se empezó a reflejar en publicaciones oficiales el nombre de Ministerio de Educación y Deportes.

2006: Con la creación del Ministerio de Deportes, el despacho educativo volvió a denominarse Ministerio de Educación, como en la época previa al chavismo. Gaceta Oficial 38.574.

Ministerio de Comunas
2007: Se transformó el Ministerio de Economía Popular en Ministerio de Economía Comunal. Gaceta Oficial 38.654.

2009: El 3 de marzo se cambió el nombre a Ministerio del Poder Popular para las Comunas, según Gaceta Oficial 39.130. Tres meses después, se modificó por Ministerio del Poder Popular para las Comunas y Protección Social, de acuerdo con la Gaceta Oficial 39.202.

2013: Comenzó a llamarse Ministerio del Poder Popular para las Comunas y Movimientos Sociales. Gaceta Oficial 40.280.

Ministerio de Finanzas
1999: Se cambió el nombre del Ministerio de Hacienda por Ministerio de Finanzas. Gaceta Oficial 36.775.

2008: Comenzó a denominarse Ministerio del Poder Popular para Economía y Finanzas. Gaceta Oficial 38.974.

2010: Se conformó el Ministerio del Poder Popular para Planificación y Finanzas, al fusionarse los despachos de Economía y Finanzas, y de Planificación y Desarrollo. Gaceta Oficial 39.358.

2013: Fue decretado el regreso a la estructura anterior, con despachos separados: Ministerio del Poder Popular de Finanzas y Ministerio del Poder Popular de Planificación. Gaceta Oficial 40.151.

2014: Empezó a llamarse Ministerio del Poder Popular de Economía, Finanzas y Banca Pública. Gaceta Oficial 40.335.

Ministerio de Educación Universitaria
2010: El nombre de Ministerio del Poder Popular para la Educación Superior se cambió por Ministerio del Poder Popular para la Educación Universitaria. Gaceta Oficial 39.394.

2014: Se creó el Ministerio del Poder Popular para Educación Universitaria, Ciencia y Tecnología, al fusionarse los despachos de Educación Universitaria, y el de Ciencia, Tecnología e Innovación. Gaceta Oficial 40.489.

Ministerio de Ciencia
2009: El Ministerio de Ciencia y Tecnología comenzó a llamarse Ministerio de Ciencia, Tecnología e Industrias Intermedias. Asumió las competencias de otros despachos. Gaceta Oficial 39.130.

2011: Se volvió a denominar Ministerio del Poder Popular para Ciencia y Tecnología. Gaceta Oficial 6.058.

2012: Se agregó una palabra al nombre y empezó a llamarse Ministerio del Poder Popular de Ciencia, Tecnología e Innovación. Gaceta Oficial 39.897.

2014: Denominado Ministerio del Poder Popular para Educación Universitaria, Ciencia y Tecnología, al fusionarse con el despacho de Educación Universitaria. Gaceta Oficial 40.489.

[Tomado de http://elestimulo.com/climax/el-gobierno-de-los-mil-nombres/.]